Sánchez apela a PP y Cs para que no sean "cómplices de un bloqueo" a los PGE, que genera más desigualdad

Publicado 18/12/2018 11:58:47CET
419044.1.644.368.20181218115847
Vídeo de la noticia

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apelado al PP y a Ciudadanos para que no sean "cómplices de un bloqueo" para la aprobación de la nueva senda de estabilidad, lo que impediría aprobar los Presupuestos de 2019 con un mayor margen presupuestario, ya que, según dijo, este rechazo sólo se traduce en "más desigualdad y más sufrimiento" para la clase media trabajadora.

Durante el debate en el Senado sobre la política general del Gobierno, Sánchez ha recordado que este jueves se vota en el Congreso la nueva senda de estabilidad, que propone un déficit del 1,8% para 2019 frente al 1,3% actual y un margen de gasto adicional de 6.000 millones, y ha realizado un "llamamiento a las sensatez" de quienes tratan de "cronificar los recortes" simplemente por "sectarismo", mencionando expresamente "a la bancada de la derecha".

El jefe del Ejecutivo afirmó que apoyar una senda de déficit "más razonable" contribuye a financiar no sólo a la Administración Central, sino también y sobre todo a las comunidades autónomas y a las corporaciones locales y, por ello, quiso hacer esta apelación en el Senado, la Cámara territorial, en la que, a su juicio, debe "primar el interés regional". "Este es el foro de encuentro de la España de las Autonomías, en la que este Gobierno cree con determinación", reiteró.

Por todo ello, Sánchez afirmó que bloquear estos Presupuestos, que destinan más recursos a las administraciones que gestionan la sanidad, la educación o la dependencia, supone rechazar la construcción de nuevas escuelas y el recorte de la listas de espera en los centros de salud, decir no a dinamizar las comarcas afectadas por la despoblación o rechazar la mejor dotación del sistema de dependencia.

"Señorías del PP y de Ciudadanos, está en su mano ser parte de la solución o cómplices de un bloqueo que se traduce en más desigualdad y más sufrimiento para la clase media trabajadora de nuestro país", reiteró el jefe del Ejecutivo.

Sánchez, que hizo un resumen de las principales medidas económicas adoptadas por el Ejecutivo en estos seis meses de mandato, afirmó que la crisis económica ha provocado la pérdida de una década para España, y aseguró que se ha cargado la recesión "en los más débiles" mediante la devaluación salarial o la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones.

"Quiero hacer una apelación constante al sentido de Estado, a la sensatez y a la búsqueda de acuerdos para reconstruir el Estado de bienestar y recuperar el terreno perdido tras una década que deja una inmensa mayoría de damnificados", reiteró Sánchez, tras afirmar que durante la crisis "se privatizaron las ganancias y se solidarizaron las pérdidas, y ya es hora de reequilibrar esa situación".