Publicado 29/05/2020 17:30:33 +02:00CET

La tasa de ahorro de los estadounidenses alcanza un récord histórico del 33% por la Covid-19

Un hombre sentado en una tienda vacía en Nueva York
Un hombre sentado en una tienda vacía en Nueva York - Marcus Santos/ZUMA Wire/dpa - Archivo

WASHINGTON, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El ahorro de los hogares estadounidenses alcanzó el pasado mes de abril los 6,15 billones de dólares (5,5 billones de euros), coincidiendo con las mayores restricciones para evitar la propagación de la pandemia de Covid-19, lo que equivale a una tasa del 33% de los ingresos, frente al 12,7% de marzo, la más elevada de toda la serie histórica, que se remonta a 1959, según la Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos.

El anterior récord de ahorro de las familias en EEUU se había registrado en mayo de 1975, con una tasa del 17,3%, después de la crisis del petróleo de 1973.

La Gran Reclusión provocó además un desplome sin precedentes del gasto en consumo de los estadounidenses, con una caída mensual del 13,6%, después del retroceso del 6,9% registrado en marzo.

"Una señal particularmente preocupante procedió de la tasa de ahorro personal, que aumentó más que nunca (...) Si bien esto es un reflejo de la brusca interrupción del gasto, la magnitud del aumento sugiere que los consumidores podrían ser extremadamente cautelosos con sus gastos a medida que las prestaciones sociales disminuyan", advirtió Lydia Boussour, economista senior para EEUU de Oxford Economics.

En este sentido, la experta indicó que, aunque las medidas de distanciamiento social se están relajando gradualmente en el país, no debe olvidarse que el miedo al virus y a una pérdida de ingresos "seguirán limitando la propensión y la capacidad de gastar de los consumidores".

"Estimamos que en el segundo trimestre el gasto de los consumidores se contraerá en torno a un 15% o alrededor del 50% anualizado, mientras que el PIB caerá algo menos de un 40% anualizado", añadió.

La economía de EEUU registró una contracción anualizada del 5% en el primer trimestre del año, la más profunda desde el final de 2008, en plena crisis financiera, a pesar de que en los tres primeros meses de 2020, solo las dos últimas semanas de marzo se vieron directamente afectadas por las restricciones para frenar la propagación de la Covid-19.

Para leer más