El Tesoro espera captar esta semana hasta 9.000 millones en deuda con dos emisiones en la recta final del año

Publicado 02/12/2019 14:50:06CET
Billetes y monedas.
Billetes y monedas. - PIXABAY - Archivo

No convoca la subasta prevista para el jueves día 12

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Tesoro Público espera captar esta semana entre 7.000 y 9.000 millones de euros con la antepenúltima y la penúltima subasta del año, que llevará a cabo el martes (letras) y el jueves (bonos y obligaciones), tras haber colocado ya 181.800 millones de euros, el 94,3% de la previsión de 198.800 millones de euros del programa de emisiones para todo el ejercicio 2019.

En concreto, tiene previsto realizar una emisión de letras a 6 y 12 meses el martes, con la que espera colocar entre 4.000 y 5.000 millones de euros, y otra el jueves de bonos del Estado a 5 años, con cupón del 0,25%; obligaciones a 10 años, con cupón del 0,6% y obligaciones a 30 años, con cupón del 2,7%, con la que confía en colocar entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

La referencia en las letras a 6 meses es el tipo de interés marginal del -0,470% y en las letras a 12 meses el tipo del -0,446% de la subasta del pasado 12 de noviembre.

Ya el jueves, el organismo testará a los mercados con una referencia de un tipo del -0,101% en los bonos a 5 años, de la subasta de l pasado 21 noviembre; un tipo del 0,414% en las obligaciones a 10 años, registrado en la subasta del 21 de noviembre, y otro tipo de referencia del 1,018% en las obligaciones a 30 años registrado en la puja del pasado 3 de octubre.

NO CONVOCA LA SUBASTA PREVISTA PARA EL DÍA 12

Estas emisiones serán la antepenúltima y la penúltima del año, ya que el Tesoro celebrará su última emisión del año el martes día 10, de letras a 3 y 9 meses, puesto que no ha convocado finalmente la emisión de bonos y obligaciones prevista para el jueves día 12 de diciembre, ya que, tal y como ha sucedido en otras ocasiones, se establece en el calendario a principios de año, pero se decide su convocatoria o no en función de las necesidades, según han explicado a Europa Press en fuentes del Ministerio de Economía.

A falta de un mes para concluir el año, la emisión bruta realizada por el organismo ha alcanzado ya el 94,3% de lo previsto para el conjunto del ejercicio, gracias a las emisiones realizadas en letras y para el programa de financiación a medio y largo plazo.

En detalle, ha captado un total de 109.900 millones de euros en emisiones a medio y largo plazo, lo que supone el 96% del total de 114.400 millones de euros previstos para todo el año, con datos hasta la última subasta, celebrada el pasado jueves 24 de octubre.

Además, el organismo público dependiente del Ministerio de Economía y Empresa ha colocado alrededor de 79.970 millones de euros en letras del Tesoro, el 91,8% de lo estimado para el ejercicio (78.400 millones de euros).

De hecho, la ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, anunció a primeros de septiembre la reducción en 10.000 millones de euros adicionales la emisión neta del Tesoro para 2019. Esta reducción junto con la de 5.000 millones anunciada en abril, permitirá que la emisión neta este año sea la menor desde 2007, al situarla en 20.000 millones de euros.

La emisión bruta prevista se redujo también en la misma cuantía, situándose por primera vez desde 2011 por debajo de 200.000 millones de euros. Concretamente, la emisión bruta prevista ascenderá a 194.525 millones de euros, un 8,7% menor que la de 2018.

BAJA EL COSTE Y AUMENTA LA VIDA MEDIA

Por otra parte, el coste medio de la deuda del Estado en circulación se sitúa en el 2,21% a 31 de octubre de 2019, incluyendo el préstamo del MEDE y otros préstamos, su nivel más bajo al menos desde el año 2006. El coste medio de la deuda del Estado a la emisión es del 0,28% a la misma fecha.

En cuanto a la vida media de la deuda en circulación, los datos de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional reflejan que la vida media del stock se sitúa en nuevos máximos, al alcanzar los 7,5 años a 31 de octubre, su nivel máximo, superando los picos de la vida media en 2018 (7,45 años) o 2017 (7,13 años).

Un año más el organismo ha seguido despertando el interés de los inversores a pesar de los episodios de incertidumbre derivados de la guerra comercial, el Brexit, los acontecimientos en Cataluña, la rebaja de perspectivas por la desaceleración económica o la repetición de elecciones generales.

Contador