Publicado 02/02/2021 11:45CET

UNE subraya que los estándares son "clave" para el éxito de los proyectos estratégicos de los fondos europeos

Banderas de la UE junto a la Comisión Europea
Banderas de la UE junto a la Comisión Europea - ZHANG CHENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Normalización (UNE) subraya el papel "clave" de la estandarización en la planificación y ejecución para alcanzar el éxito de los Proyectos Estratégicos para Recuperación y Transformación Económica (PERTE) configurados para los fondos europeos.

En un documento, la asociación señala que los PERTE, instrumentos creados en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España para acceder a los 140.000 millones de fondos europeos 'Next Generation EU' hasta20216 para la recuperación económica, son grandes proyectos tractores con capacidad de transformación sectorial y con amplio impacto sobre la productividad, el empleo y el territorio, y contribución a la doble transición verde y digital.

La asociación, catalizador de las iniciativas de normalización en los ámbitos nacional, europeo e internacional, subraya que las normas "ayudan a las empresas a cumplir los requisitos de los PERTE", ya que, entre otros, permiten no limitar los beneficios a las empresas o al sector directamente involucrados en el proyecto, sino tener mayor relevancia y efecto de arrastre en la economía y la sociedad.

Además, destaca que los estándares permiten una amplia difusión de los conocimientos adquiridos y tienen un "carácter vertebrador" en el territorio, con impacto en todas las comunidades autónomas, al tiempo que recuerda que la propia UE subraya el papel esencial de la normalización para avanzar en la actual recuperación económica que afronta Europa y conseguir una industria más competitiva.

"Desarrollar nuevas normas como parte de los proyectos innovadores incrementa su impacto, al recoger y transferir las buenas prácticas, colaboración y consenso que requieren las grandes iniciativas transformadoras para tener una influencia real a gran escala", enfatiza UNE.

Concretamente, estima que las normas son claves para la competitividad de los sectores económicos españoles y ya suponen el 1% del PIB español, si bien ve ahora necesario aplicarla en un entorno innovador, lo que requiere "considerarla y planificarla desde las fases más iniciales".

A su juicio, "ningún proyecto de estas características debería comenzar sin tener una visión, planificación y recursos claros para utilizar la vía de la normalización", por lo que se pone a disposición de los sectores productivos y las administraciones públicas para contribuir activamente.