Ábalos asegura que ni el taxi ni las VTC "pueden decir que han ganado" con el Decreto

408719.1.644.368.20180928171452
Vídeo de la noticia
Publicado 28/09/2018 17:14:52CET

Afirma que la nueva norma está "blindada" jurídicamente contra reclamaciones y evita "aspiraciones especulativas"

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, asegura que con la nueva regulación aprobada para los vehículos con alquiler con conductor (VTC) ni este sector ni el del taxi "podrán decir que han ganado" dado que, según asegura, "los dos quedarán en la misma situación".

"Es un conflicto con muchos intereses y el Gobierno no ha caído en ninguno concreto", afirmó el ministro, para quien la prueba de que ha actuado con "racionalidad y objetividad" reside en que la moratoria de cuatro años que incluye la nueva legislación "a unos les parecerá muy poco tiempo y a otros un mundo".

Así se pronunció el titular de Fomento en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó el Real Decreto Ley por el que traspasa la gestión y regulación de VTC a las autonomías y ayuntamientos, quienes ya pueden comenzar a regular las características y condiciones de sus servicios y, en cuatro años, limitar el número de estos coches de empresas como Uber y Cabify en sus territorios.

Con estas medidas, el titular de Fomento asegura "equiparar" en materia regulatoria el taxi y las VTC, el único modo de transporte urbano que, según aseguró, hasta ahora no se regulaba por instancias regionales y locales.

"De esta forma, se evita cualquier tipo de ventaja desde la Administración, porque hasta ahora había un sector muy regulado", indicó respecto a los taxistas. "Ahora, los VTC tendrán una licencia similar a la del taxi, los dos quedarán en la misma situación", remarcó.

"Queremos una igualación, para que la Administración no dé ventajas competitivas de mercado a un modo de transporte u otro, sino que sea el mercado, a través de la ciudadanía, que elija entre ambos".

Ábalos descartó que la mayor regulación y la eventual limitación de licencias de VTC, un sector que emplea a unos 15.000 trabajadores, vaya a suponer pérdida de empleo, al tiempo que pidió que "nadie amenace con pérdidas de empleo".

"Lo que queremos es un sector ordenado y con seguridad, un marco de convivencia en que los dos modos de transporte puedan desarrollar su actividad. No apostamos por un transporte u otro, no queremos discriminaciones como las que ha habido hasta ahora", argumentó.

BLINDADO JURÍDICAMENTE.

En la misma línea, el ministro aseguró que la norma sobre VTC está "blindada jurídicamente", de forma que evita cualquier recurso ante el Tribunal Constitucional o una cascada de reclamaciones de propietarios de licencias, si bien da por hecho que se producirán.

Así, indicó que el Decreto concibe como indemnización la moratoria de cuatro años que otorga a las actuales licencias de VTC, por considerar que en ese plazo sus titulares amortizarán sus inversiones.

Asimismo, la norma contempla los supuestos de reclamaciones y que, en caso de que se acreditaran y prosperaran, sólo se 'pagarán' con más tiempo de explotación.

Además, asegura que, "frente a argumentos de coloquio", una licencia de taxi o de VTC "no es un derecho de propiedad". "Es una autorización a dar un servicio, condicionada a cada momento,y sus cambios de condiciones no tienen carácter indemnizable", explicó.

De esta forma, indicó que en el caso de los VTC, con la nueva norma no se quita la licencia a nadie, sólo se cambian las condiciones, de forma que en cuatro años no pueden dar servicio urbano hasta no tener nuevo permiso, pero sí nacional. "Es la misma historia del taxi, ha ido cambiando las condiciones del servicio, pero las licencias han seguido", añadió. "Este decreto evita cualquier aspiración especulativa", concluyó.

Europa Press Comunicados Empresas