31 de mayo de 2020
 
Publicado 19/03/2020 18:07:08 +01:00CET

Los administradores concursales proponen una deducción del 20% de lo invertido para activar el teletrabajo

El presidente de la Asociación Profesional de Administradores Concursales (Aspac), Diego Comendador
El presidente de la Asociación Profesional de Administradores Concursales (Aspac), Diego Comendador - ASPAC

Piden que las pérdidas generadas por las empresas durante el estado de alarma no sean tenidas en cuenta

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los administradores concursales españoles han propuesto una serie de medidas urgentes de protección frente a las insolvencias que la crisis del coronavirus pueda provocar en algunas empresas, como la deducción especial del 20% de las cantidades que hayan invertido en activar el teletrabajo.

Así lo ha trasmitido la Asociación Profesional de Administradores Concursales (Aspac) en un comunicado en el que celebra las medidas adoptadas por el Gobierno en el marco del real decreto de estado de alarma, aunque señala que le parecen "insuficientes".

Por eso, sugiere que los impagos posteriores a la declaración de este estado de alarma no permitan el devengo de intereses de mora, sino únicamente los ordinarios, así como una prórroga de los plazos para la presentación del concurso de acreedores, posponiendo dicha obligación hasta septiembre.

Además, plantea la flexibilización para conceder aplazamientos de deudas tributarias y de Seguridad Social, con una concesión automática para las pymes a tipo de interés cero de las deudas tributarias en periodo voluntario, cuyo vencimiento se produzca durante el estado de alarma y en los tres meses siguientes.

Junto con la deducción del 20% en lo invertido para activar el teletrabajo, los administradores concursales plantean, para las sociedades, el pago a cuenta a abonar en abril de aquellos que lo calculasen en función de la cuota del año anterior, con la posibilidad de cambiarlo a la otra modalidad en función del resultado del ejercicio.

También recuerda el tratamiento que se le dio al deterioro de las existencias de las compañías inmobiliarias en la última crisis económica del 'ladrillo', para proponer que todas las pérdidas generadas por las empresas desde la promulgación del decreto no sean tenidas en cuenta a los efectos de los cómputos del desbalance de los fondos propios de las compañías que les obliguen a liquidar o concursar.

"Nos ponemos a disposición del Gobierno para colaborar en la adopción de todas las medidas necesarias para la reactivación de la economía. Ahora más que nunca se necesitan profesionales de la insolvencia especialistas y eficaces", concluye el presidente de Aspac, Diego Comendador.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas