7 de abril de 2020
 
Actualizado 15/01/2010 13:54:45 +00:00 CET

Alemania dice que los clientes quieren el A400M, pero "no a cualquier precio"

Avión de transporte militar A400M
Reuters

BERLÍN, 15 Ene. (Reuters/EP) -

Los países que mantienen pedidos sobre el programa militar del constructor aeronáutico Airbus A400M están interesadas en la aeronave "pero no a cualquier precio", según declaró este viernes un portavoz del Ministerio de Defensa alemán.

Las declaraciones se producen en la antesala de la reunión que se celebrará este viernes en Londres entre los siete Gobiernos, entre ellos España, que mantienen pedidos sobre el A400M y que tiene como objetivo el tomar una postura conjunta en las negociaciones con Airbus, que reclama a las naciones más dinero para cubrir los sobrecostes del programa, que acumula un retraso de tres años.

Según adelantó el portavoz, los Gobiernos invitarán a Airbus a una reunión que tendrá lugar "en los próximos días" para encontrar una solución al problema antes de finales de enero, fecha límite que ha puesto el constructor europeo a alcanzar un acuerdo, asegurando que de no hacerlo se podría suspender el programa.

El futuro del proyecto A400M está siendo amenazado por un sobre coste de 11.000 millones de euros. Según aseguró esta misma semana el consejero delegado de la matriz de Airbus, EADS, Louis Gallois, el constructor ya ha puesto encima de la mesa 2.400 millones, y si las naciones no colaboran, podría poner punto y final a un programa que, según el consejero delegado del fabricante de aviones, Tom Enders, "pone en peligro" a Airbus.

El hecho es que el mes pasado el avión militar realizó con éxito su primer vuelo, lo que ha dado un impulso notable al programa militar más ambicioso de Airbus.

DESACUERDO SOBRE LOS SOBRECOSTES.

Alemania ha reiterado numerosas veces su rechazo a que las naciones clientes, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Bélgica, Luxemburgo y Turquía asuman sobrecostes que fuentes de la industria cifran en 5.200 millones de euros.

El plan no implicaría nuevos fondos públicos a corto plazo pero sí un incremento del precio por avión al recortar el número de aviones asignados a cada pedido con respecto al contrato original, dejando 40 aviones en el limbo hasta el fin del programa, previsto para 2020.

A cambio, según las mismas fuentes, EADS estaría dispuesta asumir costes de desarrollo de 6.000 millones en "riesgo", de los cuales ya ha provisionado en sus cuentas 2.400 millones de euros.

Alemania, sin embargo, es partidaria de mantener el contrato original, de 20.000 millones de euros para la fabricación de 180 aviones, del cual es el principal cliente, con un pedido de 60 aeronaves.

EADS fijó esta misma semana el 31 de enero como fecha límite para un acuerdo con los países clientes, pero Francia ha aclarado que la decisión de los países se tomará definitivamente a principios de febrero, cuando los países de la OTAN se reúnan en Estambul.

(EUROPA PRESS)