Bristol-Myers Squibb se compromete a vender activos para finalizar la adquisición de Celgene

Publicado 24/06/2019 13:47:27CET

NUEVA YORK, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El laboratorio biofarmacéutico Bristol-Myers Squibb se ha comprometido a realizar desinversiones con el objetivo de que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), el regulador de competencia estadounidense, dé su visto bueno a la compra de Celgene por 74.000 millones de dólares (64.938 millones de euros).

En concreto, Bristol-Myers planea poner en venta el medicamento Otezla, destinado a tratar la psoriasis y la artritis psoriásica. El fármaco, propiedad de Celgene, generó un total de 1.608 millones de dólares (1.411 millones de euros) en ventas el ejercicio de 2018, equivalente al 10,5% de la facturación total de la firma en dicho ejercicio.

La investigación en curso realizada por la FTC para discernir si la unión de los dos laboratorios afectaría a la competencia o a los usuarios ha obligado a retrasar la culminación de la operación. Las empresas estiman ahora que el trato se cerrará a finales de 2019 o principios de 2020, frente al tercer trimestre de este año que pronosticaban.

Bristol-Myers Squibb calcula que la integración de Celgene permitirá contabilizar significativas sinergias de costes, que estima en unos 2.500 millones de dólares (2.193 millones de euros) para 2022, señalando que la transacción dará origen a una compañía biofarmacéutica líder centrada en responder a las necesidades de pacientes de cáncer, enfermedades inflamatorias e inmunológicas, así como cardiovasculares.

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas