La CE no derogará la limitación de líquidos en aviones hasta que no haya otros medios de luchar contra esta amenaza

Actualizado 05/09/2007 18:53:25 CET
-

BRUSELAS, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea se mostró hoy consciente de las "molestias" que ocasiona a los pasajeros la limitación de líquidos que pueden llevarse en la cabina del avión, pero afirmó que no derogará este reglamento mientras persista este tipo de amenaza terrorista y no haya otros medios para detectar explosivos líquidos en las aeronaves.

El comisario de Transportes, Jacques Barrot, reaccionó de esta manera a la resolución que aprobó este miércoles el Pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo en la que pide que se revise "urgentemente" esta norma que restringe la cantidad de líquidos que se pueden llevar en el equipaje de mano. La Eurocámara solicita también que se elimine de manera definitiva "si no se presentan nuevos hechos concluyentes" que demuestren la eficacia de estas limitaciones para la lucha antiterrorista.

En un comunicado después de la votación, Barrot indicó que el reglamento cuestionado por la Eurocámara "es el único del que disponemos de momento para responder a una nueva forma de amenaza". Por este motivo, afirmó que "no puede ser derogado mientras exista la amenaza con explosivos líquidos y no tengamos otros medios eficaces para dominarla".

Barrot afirmó a día de hoy siguen desmantelándose intentos de ataques terroristas como el complot que en agosto del año pasado dio origen a este reglamento, cuando la policía británica descubrió los planes para atentar en aviones en pleno vuelo entre Reino Unido y Estados Unidos por medio de explosivos líquidos. "Los acontecimientos de los últimos meses en Reino Unido y de los últimos días en Dinamarca y Alemania muestran que la amenaza terrorista en Europa se mantiene y que los terroristas no dejan de buscar nuevos métodos y técnicas para cumplir sus planes de destrucción", aseveró.

Indicó que "una derogación sin alternativas sería un riesgo que no estoy dispuesto a hacer correr a los pasajeros", de la misma manera que el comisario se negó ha exponer a las compañías aéreas a las consecuencias económicas que tendría para ellas un atentado terroristas por haber bajado la guardia en el control de explosivos.

"Frente a estas amenazas, Europa no debe mostrar signos de debilidad", dijo Barrot. Europa, añadió, "no debe bajar la guardia sino, al contrario, reforzar la vigilancia y mantener el catálogo de instrumentos de prevención de los que se ha dotado".

Por otra parte, el comisario subrayó "la comprensión y disponibilidad" de la que han hecho gala los pasajeros desde la entrada en vigor de las restricciones sobre los líquidos, que "es la mejor prueba del hecho de que las consideran adecuadas y que reconocen su necesidad".

Aseguró que la Comisión revisará regularmente el funcionamiento de este reglamento y que mantendrá informado al Parlamento Europeo de sus conclusiones. Añadió que "la búsqueda de nuevas tecnologías que permitan la detección de líquidos peligrosos está en marcha y la Comisión no dejará de reaccionar rápidamente en cuento estén disponibles en el mercado equipamientos de seguridad".

Barrot agregó que la Comisión trabaja para limitar los "inconvenientes" del reglamento sobre líquidos para los pasajeros de países terceros que se encuentran de tránsito por Europa, con soluciones para ellos que se esperan en el "corto plazo".

Europa Press Comunicados Empresas