Cementos Molins reduce un 4% su beneficio en 2018, hasta los 85 millones

Actualizado 28/02/2019 15:46:09 CET
Cementos Molins reduce un 4% su beneficio en 2018, hasta los 85 millones
EUROPA PRESS

Prevé crecer en capacidad un 12% e invertir 178 millones de euros hasta 2021

BARCELONA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cementos Molins registró un beneficio neto de 85 millones de euros en 2018, lo que representa un decrecimiento del 4% respecto al año anterior, cuando ganó 89,1 millones, debido al impacto negativo de los tipos de cambio y al deterioro del mercado en México, según la compañía.

Lo han dado a conocer este jueves en rueda de prensa para presentar el ejercicio 2018 el presidente, el consejero delegado y el director general corporativo de la compañía, Joan Molins, Julio Rodríguez y Carlos Martínez, respectivamente, que han calificado el año de difícil y complejo.

Los ingresos disminuyeron un 2%, hasta los 765 millones de euros, y el Ebitda fue de 181 millones, un 6% menos que en 2017, unas cifras que, en términos comparables, eliminando el efecto de paridades en las monedas, habrían crecido un 15% y un 12% respectivamente, según la compañía.

La deuda neta ha aumentado en 33 millones de euros (23%) respecto al cierre del ejercicio 2017, alcanzando los 179 millones, lo que ha supuesto un aumento de la ratio de apalancamiento a 1 x Ebitda, algo que la compañía ha justificado con las inversiones realizadas en Colombia y Argentina.

De hecho, durante el ejercicio 2018, Cementos Molins ha realizado inversiones por 133 millones de euros y ha anunciado que invertirá otros 178 hasta 2021, periodo en el que espera crecer en capacidad un 12%, gracias a las recientes ampliaciones de capacidad en México y Bolivia y a las inversiones en curso.

Molins también ha acusado el leve retroceso de los resultados a los aumentos de los costes de materias primas, principalmente al de la electricidad: "Estos aumentos de costes han hecho que los márgenes disminuyan".

Por sectores, la mayoría de los ingresos de 2018 han provenido del cemento (63%), y el resto del hormigón (14%), otros materiales (12%) y productos prefabricados (11%).

POR PAÍSES

Rodríguez ha explicado que la compañía experimentó un buen año en España, con una buena evolución de todo los parámetros pese al incremento de los costes energéticos, un fuerte crecimiento de Ebitda y "muy buenas cifras" en el negocio de prefabricados.

En México, pese a la coyuntura económica, que provocó una caída de la inversión y del mercado de cemento tras años de crecimiento, Cementos Molins registró una mejora de márgenes en hormigón, ha explicado.

En cuanto a Argentina, la compañía confía que este 2019 será un buen año, sobre todo por el proyecto de ampliación en la planta de San Luís, que avanza según lo previsto y entrará en funcionamiento en octubre de este mismo año.

La actividad en Túnez, Uruguay y Bolivia fue positiva debido al crecimiento de volumen de ventas, mientras que en Bangladesh, con la nueva capacidad adquirida están "aprovechando" el crecimiento de un mercado tiene un gran potencial, en sus palabras.

En los últimos tres años, la compañía invirtió un total de 300 millones de euros, de los cuales, el 70% se destinaron al aumento de la capacidad en México y Bolivia y a los nuevos proyectos de Colombia y Argentina.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas