Corredor asegura que las medidas coyunturales del Plan de Vivienda serán prorrogables más allá de 2009 si dura la crisis

Publicado: miércoles, 5 noviembre 2008 18:09

Máximo consenso entre CCAA sobre el último borrador del Plan pese a la ausencia de la Comunidad de Madrid

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró hoy en Barcelona que las medidas transitorias que incluye el futuro Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación (PEVR) 2009-2012 podrán prorrogarse más allá del 31 de diciembre de 2009 si la situación coyuntural en esa fecha lo requiere.

En rueda de prensa tras presidir la última Conferencia Sectorial con la representación de las comunidades autónomas en Barcelona (coincidiendo con la inauguración oficial del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point), Corredor subrayó que estas medidas se orientarán a "convertir viviendas libres no vendidas en VPO", de modo que se dé acceso a este mercado a las rentas medias además de a los ciudadanos con más dificultades.

La titular de Vivienda recordó que los ciudadanos con rentas medias "se encuentran con importantes problemas para acceder a la vivienda a través del mercado libre", mientras que tampoco entraban hasta ahora entre los candidatos a beneficiarse de la VPO.

Corredor destacó el consenso alcanzado en el borrador del Plan (que ahora entra en la fase de información pública y alegaciones y cuya aprobación deberá pasar por el Congreso de Ministros) e insistió en el proceso "participativo" que se ha seguido para su elaboración con aportaciones de las autonomías.

No obstante, lamentó la ausencia hoy a la reunión de la Comunidad de Madrid --la única que no tuvo representación-- a pesar de ser la autonomía que recibirá el mayor porcentaje de inversión estatal en este ámbito, un compromiso que el Ministerio "mantendrá".

"Me sorprende que el alto nivel de consenso no cuente con Madrid, que ha considerado que lo que aquí se ha discutido no es suficientemente importante", añadió la ministra, que lamentó la decisión de la comunidad "también como madrileña".

EL PAPEL DE LAS CCAA

El redactado del borrador prevé que sean los gobiernos de las CCAA los que establezcan la superficie mínima de las viviendas VPO que será subvencionada en cada caso por el Gobierno, que sí fija en 90 metros cuadrados el máximo financiado con ayuda estatal.

También queda en manos de las autonomías regular las características de los alojamientos temporales, que son una nueva figura para colectivos especialmente vulnerables o bien la comunidad universitaria, y de las áreas de rehabilitación.

El Plan también prevé que las familias no destinen más del 33% de sus ingresos a la adquisición de una vivienda, así como un límite de superficie mínima de habitabilidad de 30 metros cuadrados para dos personas y de 15 metros cuadrados adicionales por cada persona más.

Asimismo, otra de las líneas de vivienda concertada será la del alquiler con opción a compra --con destino al alquiler durante un plazo de 10 años--, que seguirá los precios de este régimen de vivienda, si bien las comunidades autónomas tendrán decisión competencial en la configuración final de esta figura.

IMPULSO A LA REHABILITACIÓN

El plan ha cambiado su nombre para incorporar la rehabilitación como uno de sus principales ejes, una actividad que "puede contribuir a compensar la pérdida de empleo que se está dando en el sector".

Corredor añadió que el borrador prevé también la recuperación de los municipios rurales y que se perfilan nuevas ayudas para erradicar la infravivienda y el chabolismo.

El Plan marca que todas sus intervenciones persigan la mejora de la eficiencia energética y la accesibilidad, para lo cual se prevén ayudas a la rehabilitación de edificaciones aisladas y subvenciones directas cuando se superen los requisitos de eficiencia que exige el Código Técnico de Edificación.