Economía/Agricultura.- Defensa de ayudas directas y de las cuotas lecheras hasta 2015 en el primer debate sobre la PAC

Actualizado 26/11/2007 20:41:14 CET

Los Veintisiete esperan cerrar el "chequeo médico" de la política agrícola a finales de 2008, bajo Presidencia francesa

BRUSELAS, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La defensa de las ayudas directas frente a un incremento de la transferencia de fondos al desarrollo rural y del sistema actual de cuotas lecheras hasta la fecha prevista, 2015, son dos de los elementos que más mencionaron los países de la UE durante el primer debate en torno al documento de la Comisión Europea para adaptar la Política Agrícola Común (PAC) a los retos actuales, el denominado "chequeo médico".

Los ministros europeos de Agricultura iniciaron las conversaciones este lunes en el Consejo de Agricultura, en el que recibieron las explicaciones de la comisaria, Mariann Fischel Boel, sobre un documento que, según dijo, no contempla ni una nueva reforma de la PAC ni una modificación presupuestaria.

Las previsiones apuntan a que será la Presidencia eslovena de la UE la que iniciará los contactos entre los Veintisiete en enero del año que viene hasta que, en marzo o abril, la Comisión presente una propuesta legislativa. Los ministros estuvieron de acuerdo en que sea la Presidencia francesa de la UE, en el segundo semestre de 2008, la que cierre este expediente.

Tanto Fischer Boel como el ministro de Agricultura de Portugal y presidente semestral del Consejo, Jaime Silva, se mostraron satisfechos este lunes al término de un debate en el que aseguraron que las delegaciones nacionales subrayaron la importancia de hacer esta reflexión sobre la PAC. "Más que una primera reflexión, es una señal clara a la Comisión de que debe seguir adelante con su reflexión", afirmó en rueda de prensa el ministro portugués.

Fischer Boel, por su parte, se mostró satisfecha por "una respuesta más que positiva" de los ministros de Agricultura y confió en que "hemos conseguido el buen equilibrio" con un documento del que "algunos Estados miembros han dicho que era poco ambicioso y otros han dicho que es demasiado liberal". Por tanto, lo consideró "una imagen bastante fiel de una realidad y también una indicación clara al debate".

Silva apuntó que aunque las delegaciones coincidieron en la importancia de hacer una revisión médica a la PAC, esto no quiere decir "que los Estados miembros acepten todo lo que se les presenta".

En este sentido, uno de los puntos que recibió más menciones fue la intención de la Comisión de incrementar hasta el 13% en 2013 la tasa de fondos agrícolas que se transfieran de las ayudas directas al capítulo de desarrollo rural. Los países más ligados a la PAC apuntaron que ambos capítulos deben ser complementarios en lugar de que el desarrollo rural sustituya a las ayudas directas.

La ministra española, Elena Espinosa, indicó en rueda de prensa que, en términos generales, España está de acuerdo con los planteamientos "a corto plazo" como la simplificación, la condicionalidad o el barbecho. Por lo que respecta a los "planteamientos a medio y largo plazo", donde situó "el tema de las cuotas lecheras" se necesitan, dijo, "estudios de mayor profundidad".

Según indicaron fuentes del Consejo presentes en el debate, Francia, España o Irlanda rechazaron reforzar el desarrollo agrícola a costa de las ayudas directas y subrayaron que ambos son "complementarios" y no se trata de una "competición".

De la misma manera, Bulgaria consideró esta medida como "un paso atrás en la PAC", Irlanda se mostró "muy comprometido" con el desarrollo rural "pero no en detrimento" de las ayudas directas y Francia juzgó "insuficiente" centrarse solo en este primer elemento. Polonia indicó que "debe preservarse el carácter comunitario de la PAC", Austria pidió "reflexionar sobre otras soluciones distintas a la modulación" y Eslovaquia reclamó "un primer pilar (ayudas directas) sostenible".

Espinosa estimó que este tema "hay que tratarlo más", a pesar de que estimó que en el sistema actual ya son pocos los productores que podrían verse afectados, puesto que, dijo, "el 80% de los preceptores españoles cobra menos de 5.000 euros y no se les tocara en absoluto". El porcentaje podría incrementarse al 90% "si la propuesta se mejora y se sube el tope".

REDUCCIÓN DE LAS GRANDES AYUDAS

Otra de las medidas a las que se refirieron los ministros en el debate es la idea de la Comisión de reducir progresivamente el nivel de ayudas agrícolas para los propietarios de las grandes explotaciones, por ejemplo, empezando por una disminución de un 10% a partir de la percepción de 100.000 euros anuales.

Aquí las preocupaciones más recurrentes fueron las de países como Alemania, en cuya parte este -la antigua República Democrática Alemania-existen grandes latifundios que son explotados por distintos productores. También se oyeron las reclamaciones de varios países, capitaneados por la República Checa, que indicaron que la gran extensión de las explotaciones en sus países son una "realidad histórica", que generan una importante fuentes de empleo que podría verse perjudicada por esta medida. Llamaron también la atención sobre los efectos perversos de un "troceo artificial" de estas tierras.

En este caso, Espinosa diferenció entre "una persona física o jurídica" que tiene una gran superficie de tierra "que no genera riqueza ni empleo", de "determinadas cooperativas en España" que perciben ayudas como si fueran una sola explotación pero que "emplean a 4.000 o 5.000 personas". Por eso, pidió estudios caso por caso.

En el otro extremo, la intención de la Comisión de incrementar -quizá hasta la hectárea o hectárea y media-la superficie mínima eligible para recibir ayudas agrícolas puso en alerta a países como Grecia y Malta, que pidió que se tenga en cuenta a las pequeñas explotaciones más vulnerables.

CUOTAS LECHERAS

El documento de la Comisión hace una exposición general de la realidad de la PAC sin detenerse en sectores concretos, a excepción del lechero, donde Bruselas apuesta por ir adelantando de manera transitoria el final del sistema de cuotas, previsto para 2015, con un incremento que prepare al sector para un "aterrizaje suave".

Fischer Boel se refirió en rueda de prensa a la existencia de una "minoría desesperada" de país en contra de la transición hacia 2015 que fuentes del Consejo de la UE matizaron señalando a que "algunos Estados miembro han llamado la atención sobre el hecho de que los productores necesitan estabilidad" que, desde su punto de vista, les daba la fecha de 2015, pero no la posibilidad de empezar a aumentar su producción desde antes.

Por lo que respecta al desacoplamiento total de las ayudas que quiere Bruselas los países más liberales en términos agrícolas como Reino Unido, Dinamarca o Suecia estuvieron en la línea de completar el proceso que se abrió en 2003, mientras que otros como Francia, Finlandia o Austria pidieron mantenerlo para las regiones más desfavorecidas.

Uno de los puntos que concitaron mayor coincidencia de los ministros fue la intención de simplificar la condicionalidad, que en opinión de muchos de ellos debe acompañarse de una simplificación también de la burocracia.

Como es habitual, los países que se mostraron más cercanos a los planes de la Comisión fueron el Reino Unido, Países Bajos o Dinamarca.

Europa Press Comunicados Empresas