Actualizado 08/01/2007 21:45 CET

Economía/Consumo.- Bush y Barroso coinciden en la necesidad de solventar las diferencias que frenan la Ronda de Doha

Nueva York, 8 Ene. (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, mantuvieron hoy una reunión en Washington en la que ambos coincidieron en la necesidad de romper el estancamiento que impide alcanzar un acuerdo comercial a nivel mundial que pudiera ayudar a los países más desfavorecidos.

En concreto ambos señalaron que era necesario subsanar los problemas entre Estados Unidos y la Unión Europea de forma que la riqueza generada a nivel mundial pueda beneficiar también a los países pobres a través de acuerdos, como los que persigue la Ronda de Doha, "abiertos, razonables y justos".

La Ronda de Doha, que tuvo su inicio en 2001, se encuentra suspendida desde el pasado mes de julio, cuando los ministros de Comercio de Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, Australia, India y Brasil concluyeron que sus diferencias en torno a la agricultura y los servicios eran, en ese momento, insalvables.

Por su parte, Barroso coincidió con Bush en la actitud que las dos potencias económicas deben adoptar sobre la Ronda de Doha y manifestó la necesidad de que los negociadores "alcancen una solución lo antes posible" ya que la situación mundial en estos momentos urge desarrollar un sistema que permita a los países en desarrollo beneficiarse del comercio y el progreso.

Ambos políticos hablaron también sobre medio ambiente y cambio climático, un tema en el que la Unión Europea se muestra más sensible que la Administración norteamericana. Barroso aseguró que se trataba de un tema, el del cambio climático, mucho más amplio que tan sólo la conservación del medio ambiente.

El presidente de la Comisión Europea señaló que el medio ambiente se debe integrar dentro del cambio climático junto a otras variables como el desarrollo económico, la reducción de las emisiones de gases, la mejora en la eficiencia energética y las nuevas tecnologías, aspecto este último en el que coincidió Bush quien también defendió la necesidad de garantizar la independencia energética.

Europa Press Comunicados Empresas