Economía/Consumo.- Fabricantes de harina prevén que la escasez de trigo repercutirá en el precio del pan durante años

Actualizado 01/08/2007 20:27:01 CET

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los fabricantes de harina advirtieron hoy de que la escasez mundial de trigo y la demanda de cereales para producir biocarburantes están encareciendo significativamente esta materia prima, lo que repercutirá "durante años" en el precio del pan que pagan los españoles.

El director general de la Asociación de Fabricantes de Harinas y Sémolas de España (Afhse), Ramón Sánchez, indicó a Europa Press que el precio del trigo blando, que se emplea para producir pan, bollería, galletas y alimentos infantiles, entre otros, ha subido un 50% en España en los últimos doce meses y un 70% en Europa.

Sánchez afirmó que la actual tendencia alcista de los mercados internacionales del trigo es "estructural, no coyuntural" y que su cotización sólo podrá atenuarse con un aumento de la oferta que necesitará "varias buenas cosechas mundiales consecutivas".

Así, aunque prefirió no aventurar en qué medida afectará el encarecimiento del trigo al precio de unos productos básicos que representan el 10% del consumo alimentario de los españoles, Sánchez vaticinó que los efectos sobre los precios se prolongarán "durante varios años", si bien matizó que "el precio del pan depende de las empresas".

Este representante de la industria harinera y semolera española expresó su "profunda preocupación" por la evolución alcista de las cotizaciones en el mercado, ya que el coste del trigo en la fabricación de harina representa aproximadamente el 75% de los costes totales.

Según avanzó Sánchez, por tercer año consecutivo se producirá un déficit mundial en la producción de trigo, ya que ésta alcanzará las 610 millones de toneladas, mientras que la demanda superará esta cifra en 18 millones de toneladas, lo que lleva a las existencias de trigo a niveles mínimos en 25 años.

El creciente desvío de cereales para la producción de biocarburantes como fórmula de reducir la dependencia energética de carburantes fósiles se suma a la falta de las existencias de intervención en Europa en el marco de la Política Agraria Común (PAC) y a un contexto de fuerte tensión mundial.

"Ahora cualquier noticia sobre reducción de cosechas de un gran productor, como Estados Unidos, la UE o Australia, o la salida al mercado de grandes compradores como China o India presiona al alza las cotizaciones del trigo, porque ahora ya estamos todos conectados", dijo.

BUENA COSECHA EN ESPAÑA.

De esta forma explicó que aunque el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) prevea una producción récord para la presente campaña en España, esto no contribuirá a aliviar las cotizaciones del trigo. "Aunque este año la cosecha en España sea buena, no afecta", aseveró.

También atribuyó parte de la escasez de cereales al desarrollo de economías como la China, cuya creciente demanda de carne y leche provoca un aumento de las necesidades de trigo y sémola para alimentación animal, lo que además repercute en el precio de estos productos ganaderos.

El sector harinero español cuenta en la actualidad con 170 centros de transformación repartidos por la geografía española en los que moltura anualmente cuatro millones de toneladas de trigo blando, la mitad nacional y la otra de exportación.

Europa Press Comunicados Empresas