25 de febrero de 2020
 
Actualizado 08/02/2010 18:44:31 CET

Economía/Consumo.- Las ventas de vino Rioja descienden un 6,3% en 2009, hasta 236 millones de litros

LOGROÑO, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las ventas de vino de la Denominación de Origen Calificada Rioja descendieron un 6,3% en 2009 respecto al año anterior, hasta un total de 236 millones de litros, informó el Consejo Regulador.

El balance de ventas de 2009 ha sido "mejor que las previsiones" que inicialmente se realizaron en función de la situación general de recesión económica que atraviesan los mercados, que está afectando al consumo de vino en todos los países.

Así, gracias a una campaña de Navidad en la que se registró un incremento de las ventas respecto a 2008, el descenso de las ventas al cierre del año fue dos puntos menos de lo esperado.

Según las estadísticas del Consejo Regulador, las ventas de Rioja sumaron durante 2009 un total de 236 millones de litros, de los que 211 millones corresponden a vinos tintos (el 90%), 14,5 millones a vinos blancos y 10,5 millones a vinos rosados.

Las ventas en el mercado español se situaron en 163,6 millones de litros, mientras que al mercado internacional se exportaron un total de 72,4 millones de litros. En ambos mercados, Rioja ostenta un "destacado liderazgo" respecto al conjunto de las denominaciones españolas, con más de un 40% del total de las ventas de vinos de calidad.

"El modelo de calidad y crecimiento sostenido propugnado por la Denominación de Origen Calificada Rioja, que se ha fijado como objetivos prioritarios afianzar las categorías de vinos criados en los segmentos de mayor prestigio y tener una proyección cada vez mayor hacia los mercados exteriores, le está permitiendo afrontar la actual situación en mejor posición que otros competidores", señaló.

La diversidad de vinos que ofrece actualmente Rioja y la gran capacidad de innovación, que ha llevado a las bodegas a adaptar sus productos a las demandas del mercado y evolucionar de acuerdo con los gustos de los consumidores, ha permitido a la DOCa Rioja aprovechar el desplazamiento del consumo hacia vinos de mayor calidad, en un contexto general de retraimiento de la demanda.

Según destacó, una muestra de esa confianza del sector vitivinícola riojano en el futuro y en la necesidad de consolidar ahora lo alcanzado para salir más fortalecidos de este periodo de recesión económica, es la decisión de mantener las inversiones en promoción de la marca Rioja en los principales mercados.