Actualizado 11/03/2009 15:49 CET

Economía/Empresas.- (Ampl.) El Govern de Baleares multará a Red Eléctrica y Endesa por el apagón del 13 de noviembre

Endesa podría enfrentarse a una sanción de hasta tres millones de euros y Red Eléctrica de 60.000 euros

PALMA DE MALLORCA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Comercio, Industria y Energía, Francesca Vives, anunció hoy que ha iniciado sendos expedientes sancionadores a Red Eléctrica y Endesa, que podrían enfrentarse a multas de 60.000 euros y entre 600.000 y 3 millones de euros, respectivamente, por no haber aplicado los protocolos que hubieran evitado el apagón total de Mallorca y Menorca durante el pasado 13 de noviembre.

El Ejecutivo adopta esta medida después de que los informes técnicos encargados por el Govern desvelen que la causa directa del cero de suministro fue el cortocircuito fase-tierra que se produjo en un seccionador en tensión, que se estaba revisando en aquel momento en la central de Es Murterar en Alcúdia, y que se atribuyó a las sobretensiones producidas por los rayos de la tormenta.

En rueda de prensa, Vives señaló que Endesa estaba manipulando el seccionador en tensión en un momento de una tormenta "importante" en la zona, incumpliendo así las diferentes normativas nacionales y europeas (Norma experimental europea UNE-ENV 50196; UNE-EN de explotación de instalaciones eléctricas y Guía técnica para la evaluación y prevención del riesgo eléctrico del Instituto Nacional de Seguridad en el Trabajo), que establecen que los trabajos en tensión no se deben realizar en estas condiciones, ni cuando se oigan rayos o truenos.

Además, añadió que Endesa tampoco informó al operador del sistema, Red Eléctrica, de los trabajos que estaba llevando a cabo en la subestación, que podían producir, tal como sucedió, riesgos en la continuidad y regularidad del suministro , lo que constituye una infracción tipificada como "muy grave" en la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico.

Por su parte, manifestó que Red Eléctrica también cometió una infracción tipificada como leve en el régimen sancionador de la Ley 54/1997, que regula el funcionamiento de los Sistemas Eléctricos Insulares y Extrapeninsulares, después de que no informara a la Dirección General de Energía de que existían problemas "importantes" en la subestación de Es Murterar, tal como se lo había comunicado Endesa a través de diferentes documentos.

Concretamente, Red Eléctrica y Endesa no informaron a la Conselleria de un estudio de carencias que habían elaborado, donde se deduce que ambas entidades eran "conscientes de la situación crítica de la subestación de Alcúdia para el sistema eléctrico".

La directora general de Energía, Magdalena Tugores, reveló que tanto Red Eléctrica como Gesa consideraban que se debían llevar a cabo inversiones para "mejorar la seguridad" en esta central en la que se produce la mitad de la energía de las islas y, sin embargo, "no lo habían informado a la Conselleria". No obstante, desveló que el Govern está trabajando para solucionar este "problema" y, en esta línea, dijo que se está planificando la construcción de una nueva estación eléctrica, denominada Sant Martí.

ALEGACIONES.

A partir de ahora, los servicios jurídicos de la Conselleria de Energía estudiarán los informes realizados por los técnicos de la Dirección General de Energía y por el catedrático de la Universidad de Navarra Blas Hermoso y determinarán si Red Eléctrica y Endesa cometieron una infracción leve y grave o muy grave, respectivamente, con el fin de establecer las respectivas multas.

Por su parte, ambas entidades podrán presentar alegaciones, algo que ya anunciado Gesa Endesa, que ha avanzado que "rebatirá uno a uno" los argumentos de los informes técnicos de la Conselleria dirigida por Francesca Vives para sancionar a la compañía.

Vives recordó que un día después del suministro cero de energía, que dejó sin luz durante siete horas a cerca de 1 millón de personas en Mallorca y Menorca, el Govern abrió un expediente informativo para conocer las causas del apagón, que se produjo en medio de una fuerte tormenta con aparato eléctrico, especialmente en la zona de Pollença y Alcúdia.

El Govern ya multó con 600.000 euros a Gesa en 2001, después de que Mallorca y Menorca también se quedaran sin suministro eléctrico, tras abrirle un expediente informativo y sancionador. Así, pese a que la compañía recurrió la sanción, el Tribunal Supremo resolvió a favor del Ejecutivo, debido a que en ese caso, hubo una falta de mantenimiento en la estación de Sant Joan de Deu, que no contaba con la potencia instalada suficiente para cubrir la demanda eléctrica de las dos islas, una vez que fallaron dos grupos eléctricos de Es Murterar.

Europa Press Comunicados Empresas