Actualizado 08/12/2007 14:00 CET

Economía/Empresas.- Boeing estudia sustituir los aviones 737 en 2015 y lanzar un nuevo modelo de gran capacidad en 2020

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El constructor estadounidense Boeing está estudiando sustituir la familia de aviones 737 por una nueva que compita de manera más efectiva con los aparatos de la compañía europea Airbus, además de lanzar un nuevo modelo de gran capacidad que, tras el inicio de los programas en 2012, entraría en el sector de la aviación comercial en 2020.

El responsable de la división de aviación comercial de Boeing, Scott Carson, señaló en una entrevista publicada por el diario británico 'Financial Times', que el constructor prevé iniciar el desarrollo del programa de sustitución de los 737 --que se estrenaron hace ya unos 40 años-- dentro de 18 meses, con el objetivo de lanzar una nueva generación de aviones de un solo pasillo en 2015.

"Habrá un nuevo avión de un sólo pasillo. La cuestión es cuánto habrá que reducir el número de pasajeros", recalcó Carson, quien recordó que han entrado nuevos competidores en el nicho de mercado de aviones pequeños de menos de 110 asientos, donde es más difícil obtener beneficios económicos.

No obstante, el responsable de la división de aviación comercial de Boeing precisó que las prioridades del grupo podrían cambiar en función de las condiciones de mercado.

El constructor estadounidense siempre señaló su intención de renovar la familia de aviones de un solo pasillo y esta decisión podría poner en un aprieto a su rival Airbus, que, haciendo actualmente frente a los problemas con el dólar y a las controversias políticas, debería acelerar el lanzamiento del nuevo modelo A320.

Concretamente, en estas últimas semanas, el presidente de Airbus, Louis Gallois, instó al grupo a acelerar los programas de recorte de gastos y a deslocalizar la producción a países de influencia del dólar para poder sobrevivir a la crisis.

Por su parte, Carson recalcó que Boeing no revisará sus procesos de producción pese a los problemas con el nuevo 787 Dreamliner, el competidor directo del Airbus A350, y que no se prevén nuevos retrasos. El constructor estadounidense se vio obligado a anunciar un retraso de seis meses en las entregas de estos nuevos aviones por unos problemas surgidos en el proceso de montaje.

Europa Press Comunicados Empresas