27 de febrero de 2020
 
Actualizado 26/11/2007 19:52:34 CET

Economía/Empresas.- Ebro Puleva presenta mañana a empleados y agricultores el plan de cierre de tres fábricas de azúcar

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Ebro Puleva presentará mañana a los trabajadores y agricultores el plan de reestructuración de su negocio azucarero, que contempla el cierre de tres fábricas, dos en Andalucía y una en Castilla y León, para contrarrestar el impacto de la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del azúcar.

Una vez presentado dicho plan, la dirección de Ebro deberá negociarlo con las organizaciones agrarias en un plazo de aproximadamente 20 días, hasta llegar a un acuerdo negociado con los productores, que se presentará al Gobierno central para su aprobación.

La división azucarera de la primera empresa alimentaria española posee actualmente una plantilla fija media de 1.300 trabajadores repartidos en siete factorías, cuatro en Castilla y León y tres en Andalucía.

Según organizaciones agrarias consultadas por Europa Press, que se reunieron recientemente con la empresa, el plan prevé el cierre de las fábricas andaluzas de Guadalcacín en Jerez de la Frontera (Cádiz) y La Rinconada (Sevilla), sobre las que Ebro deberá amortizar cuotas de esas dos instalaciones.

Ebro Puleva ha cifrado en 175 millones de euros los gastos derivados del cierre de las tres plantas y calcula que el resultado bruto de explotación (Ebitda) de su división azucarera para el período 2009-2014 se mermará hasta 70 millones anuales, frente a los 120 millones de 2005.

Según la compañía, el consenso del sector para reducir un 50% el cupo español de azúcar de cara a la percepción de una ayuda acoplada para los agricultores de seis euros por tonelada determina una futura cuota de producción anual próxima a las 400.000 toneladas de azúcar, frente a las 730.000 que su filial Azucarera Ebro tiene asignadas en la actualidad.

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, lamentó recientemente que Ebro Puleva advirtiera del cierre de plantas a raíz de la aprobación de la reforma cuando aún no se conocen sus efectos en España, y estimó que la empresa se ha hecho "un flaco favor a sí misma" con este anuncio.

Por su parte, el presidente de Ebro Puleva, Antonio Hernández Callejas, resaltó con anterioridad que la iniciativa de Bruselas aspira a reducir a la mitad la producción azucarera española por lo que cuenta con importantes incentivos para que los agricultores abandonen el cultivo y no lo lleven a procesar a las fábricas.

No obstante, Hernandez Callejas matizó que la reestructuración europea del azúcar aún no ha concluido y que sus efectos en España no dependen exclusivamente de la voluntad de la compañía, sino que los agricultores tienen la última palabra.

Europa Press Comunicados Empresas