Actualizado 26/04/2007 16:58 CET

Economía/Empresas.- Iberdrola, dispuesta a seguir creciendo en el exterior, al contar con músculo financiero suficiente

Sánchez Galán continúa "sin ver un entorno favorable" para una eventual fusión con Fenosa

VALENCIA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola está dispuesta a estudiar operaciones corporativas en el exterior tras digerir la compra de Scottish Power, ya que cuenta con "músculo financiero suficiente" y con recursos propios por 21.000 millones de euros como para emprender iniciativas de "gran calado".

Así lo anunció hoy el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, en rueda de prensa en Valencia para presentar los resultados del primer trimestre, donde resaltó que "estos recursos propios son siete u ocho veces mayores que los de las empresas de alrededor", y que Iberdrola es "una de las empresas más capitalizadas".

Sánchez Galán identificó áreas de crecimiento como en operaciones en almacenamiento de gas, y resaltó que tras la integración con Scottish la eléctrica es la segunda empresa en este área en Estados Unidos, al tiempo que apostó por seguir aumentando el peso en energías renovables o en cualquier otro ámbito.

Sánchez Galán se decantó de esta manera por el exterior en lugar de por el mercado nacional, al constatar que el entorno español "continúa sin ser favorable" a las operaciones de concentración, ante las declaraciones del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, donde apostaba por que las empresas no contaran con una cuota de mercado superior al 30%.

Ante la insistencia de los medios por una posible fusión con Gas Natural o Unión Fenosa, Sánchez Galán dejó claro que la compañía "explorará todas las oportunidades que existan", y justo cuando se volvía a reavivar la posibilidad de llevar a cabo una operación de este tipo, Sánchez Galán espetó que "el mundo no acaba en los Pirineos".

De esta manera, Sánchez Galán se mostró "abierto" a todas las oportunidades, siempre que el marco legal y regulatorio no perjudique el 'mix' de generación y la cartera de productos de la compañía, debido a desinversiones obligadas. Además, el presidente de Iberdrola afirmó que estas posibles operaciones tendrían que estar en valor con el accionista. "Me gustaría repertir el modelo Scottish, donde las dos empresas han tenido una buena evolución en bolsa", apuntó.

A FAVOR DE OPERACIONES CONSENSUADAS.

En cualquier caso, Sánchez Galán se mostró a favor de operaciones consensuadas , ya que, en su opinión, en necesario "ir de la mano" en un sector regulado, como es el negocio energético, porque si no, o bien "se acaba muerto en el camino", o bien "el que empieza la operación no es quien la acaba".

Preguntado sobre si Iberdrola "va de la mano" con ACS para posibles operaciones, Sánchez Galán se limitó a decir que desde la eléctrica "se intenta que sea un accionista contento", ya que no cree en accionistas estables. "Estoy haciendo lo posible para que su participación valga más cada día, igual que con el resto de accionistas", subrayó.

De esta manera, Sánchez Galán volvió a resaltar las buenas relaciones con su primer accionista, y desveló que el pasado lunes conversó con el presidente de ACS, Florentino Pérez, para comunicarle el cierre de la operación con Scottish Power.

Europa Press Comunicados Empresas