30 de marzo de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 17:33:42 CET

Economía/Empresas.- Indra y Thales presentan su proyecto de avión no tripulado alternativo al sistema de EADS

PARIS, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director general de Indra, Joaquín Uguet, presentó hoy en París junto al presidente de Thales, Denis Ranque, la oferta realizada a los ministerios de Defensa español y francés para la fabricación de aviones no tripulados, denominados MALE (media altitud y gran autonomía), destinados a operaciones de vigilancia.

El proyecto, al que están asociados la compañía gala fabricante de aviones Dassault y la aeroespacial israelí Israel Aerospace Industries (IAI), supone una alternativa "significativamente más barata" al sistema equivalente que ofrece el consorcio aeronáutico EADS, según explicaron los directivos en rueda de prensa.

Este menor coste se lograría al utilizar una plataforma ya existente fabricada por IAI que permitiría ahorrar 1.000 millones de euros, según la cifra dada por el responsable de la compañía israelí, Yair Shamir.

A la plataforma se incorporarían luego los sistemas de emisión y los sistemas terrestres cuya construcción corre a cargo de Indra y Thales a partes iguales si bien la española es responsable del primero y la francesa del segundo sistema. El radar, llamado de apertura sintética, (SAR) se haría conjuntamente.

La propuesta se presentó el pasado 22 de mayo de manera simultánea a los Ejecutivos español y francés, que deberán ahora analizarla, si bien la impresión de los responsables de las empresas que participan en el proyecto es que la oferta ha sido bien recibida. "Hay buenas impresiones, aunque todavía no tenemos ninguna información oficial", señaló Joaquín Uguet.

La baza con la que dicen contar las compañías, además del menor coste, es que el sistema propuesto resuelve "mejor" las necesidades defensivas de España y Francia que el que está desarrollando EADS, y que se trata de una solución con un "bajo nivel de riesgo" y una rápida disponibilidad.

De hecho, de lograr el visto bueno de los Gobiernos antes de fin de año, el primer avión podría entregarse en 2012 y el resto a un ritmo de uno cada siete u ocho meses. Este tipo de avión pesaría cinco toneladas y tendría la envergadura de un Boeing 747.

El proyecto incluye tres sistemas dotados con tres aviones cada uno. Los aparatos tienen un radio de acción de 120 kilómetros y una autonomía de vuelo de hasta 30 horas.

CONTROL DE LA INMIGRACION

Para el responsable de Thales los vehículos aéreos no tripulados (UAV, según sus siglas en inglés) serían de gran utilidad en las misiones internacionales de Afganistán o Chad e incluso en las labores de vigilancia de las costas de Somalia donde tanto España como Francia han sido recientemente víctimas de casos de piratería. El director general de Indra puso el acento también en las tareas de control de la inmigración ilegal.

Indra y Thales, que mantienen una colaboración industrial desde hace 30 años, participan también curiosamente en el proyecto del sistema de vigilancia de EADS con el que ahora compiten, si bien sólo aportando la parte tecnológica.