Actualizado 17/12/2008 20:32 CET

Economía/Empresas.- LTE presenta el concurso de acreedores pero no paga las tasas necesarias para que llegue al Juzgado

PALMA DE MALLORCA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La aerolínea española LTE Internacional Airways presentó hoy el concurso de acreedores voluntario, junto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE), pero no pagó las tasas necesarias para que el procedimiento llegase al Juzgado de lo Mercantil de manera que los trabajadores amenazaron con interponer una demanda judicial "para que salga todo a la luz".

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del Comité de Empresa, Herminia Caballero, explicó que el consejero delegado de la empresa, Michael Harrington, les ha indicado que el bufete de abogados que se encarga del concurso de acreedores "se hará cargo" de las tasas, que oscilan entre 5.000 y 8.000 euros, "hasta que llegue el dinero de los accionistas".

Por ello, Caballero reveló que, en el caso de que no se haga efectivo este pago mañana, los trabajadores interpondrán una demanda judicial con "todos los engaños, lo que nos deben y la mala gestión" realizada por la empresa. Así, remarcó que estas acciones las llevarán a cabo "de manera dosificada" puesto que es como, consideró, LTE ha aportado la información a los empleados.

Además, sostuvo que probablemente "pongan una demanda detrás de otra". No obstante, en el caso de que mañana se paguen las tasas, la presidenta del Comité también manifestó que pondrán una aunque no en las mismas condiciones "que tenemos en mente".

CONCENTRACIÓN DE LOS TRABAJADORES

Pese a que la aerolínea posee unos 150 trabajadores en la isla, hoy únicamente se concentró una cincuentena frente a las oficinas que la empresa posee en el polígono palmesano de Son Fuster y también subieron a hablar con el consejero delegado. Al respecto, Caballero indicó que hubo poca presencia de los trabajadores porque se encuentran sin cobrar desde el pasado mes de agosto y muchos de ellos "no tienen ni para gasolina".

La concentración tuvo lugar después de que los trabajadores les ofreciesen un ultimátum a la empresa consistente en que ésta debía presentar el concurso de acreedores voluntario ayer, cosa que no hicieron.

La compañía es una aerolínea española de bajo coste que, desde hace 20 años, opera desde los aeropuertos de Milán, las Islas Canarias y Palma, donde tiene su sede.

LTE, que adoptó este nombre tras desligarse de la alemana LTU y tras un breve periodo bajo la denominación 'Volar Airlines', comenzó operando exclusivamente con Boeing 757 pero actualmente cuenta con una flota de siete A320, con 180 plazas cada uno.

Europa Press Comunicados Empresas