Actualizado 08/09/2008 16:44 CET

Economía/Empresas.- Sindicatos de pilotos y asistentes de vuelo rechazan la nueva oferta contractual de Alitalia

ROMA, 8 Sep. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

Los sindicatos de pilotos y asistentes de vuelo de Alitalia rechazaron hoy la oferta de renovación contractual que propone el nuevo plan para relanzar la compañía de bandera italiana, oferta que calificaron de "inaceptable", según informaron los medios locales.

Así lo dieron a conocer los principales sindicatos durante la reunión que mantuvieron esta mañana en el ministerio de Trabajo con los representantes de la nueva Alitalia, conocida por el nombre de Compañía Aérea Italiana (CAI).

Para el presidente de la Unión de Pilotos, Massimo Noraro, es necesario que "la Cai haga una reflexión y un esfuerzo serio si quiere llegar a ua solución positiva, que por el momento, parece lejana".

Por su parte, el secretario de la Unión General de Trabajadores (Ugl), Roberto Panella, consideró que "la discontinuidad con respecto al pasado no se puede traducir en mortificación para los trabajadores". Así, señaló que la CAI "tiene el derecho de diseñar sola el plan industrial, pero el contrato nacional se negocia con el sindicato".

Tal y como era de esperar, además de los despidos, que sin duda es la parte más dura de la negociación, los sindicatos están dispuestos a defender, por lo menos, las condiciones laborales que tenían hasta ahora, en caso de que no sea posible mejorarlas.

Después de la declaración de insolvencia de la empresa, el diálogo con los sindicatos se avecinaba como el obstáculo más difícil de superar en el camino hacia la creación de la nueva Alitalia.

No obstante, también en el frente judiciario aparecieron hoy problemas, después de que la Fiscalía de Roma abriera un fascículo tras la declaración de insolvencia de la compañía, aunque sin hipótesis de delito ni personas investigadas.

Según el plan previsto por el Gobierno de Silvio Berlusconi, que ha elegido al banco Intesa Sanpaolo como consejero financiero, la compañía se dividirá en dos, una saneada, en la que se concentrarán los aviones, mano de obra, 'slots' y otros activos todavía rentables, y otra deficitaria, que se ocupará de gestionar la deuda y los despidos, entre otras cuestiones.

La negociación con los sindicatos debería cerrarse este jueves, tal y como fue acordado la semana pasada. De ella depende, en gran parte, el éxito del plan. De hecho, hace pocos meses la oposición de los sindicatos terminó por malograr la oferta de compra lanzada por Air France-KLM.

Europa Press Comunicados Empresas