Economía.- Garmendia aboga por apoyar las nuevas tecnologías a través de subvenciones que generen inversiones externas

Actualizado 18/06/2008 17:57:12 CET

Vallejo reniega de la energía nuclear y cree en la "obligación" de ser líder mundial de solar para no cometer un "error histórico"

SEVILLA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, abogó hoy por el apoyo a las nuevas tecnologías y el desarrollo de una industria de alto nivel en torno a éstas, para lo que indicó la necesidad de ayudar y subvencionar a las empresas "momentáneamente" para que generen inversión externa.

En declaraciones a los periodistas, antes de su intervención en la clausura del 'I Foro TIC y Sostenibilidad', Garmendia señaló que estas ayudas están concebidas para impulsar de forma concreta el desarrollo de las empresas y con el objetivo de atraer capital a la empresa para que estas subvenciones se hagan innecesarias.

La ministra apostó por la sostenibilidad y las nuevas tecnologías como elementos "claves para la transformación" el país y se mostró "abierta" al debate en torno a la situación energética.

Del mismo modo, subrayó la "reflexión pionera" que se está desarrollando en Andalucía de mano de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, "cuya gestión ha sido de gran impacto para el desarrollo andaluz" y esperó que el ministerio que ostenta realice una labor similar a nivel nacional".

"ERROR HISTÓRICO".

Por su parte, el consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo subrayó que España y Andalucía tienen la "obligación de convertirse en líderes mundiales de energía solar", no sólo en producción sino también en la exportación de tecnología, "algo que si no se hace supondrá que se ha cometido un error histórico".

Así, señaló que, en estos momentos, se podrá cuestionar la eficiencia de las tecnologías pero "nadie puede negar que se está haciendo aún artesanía y se necesita continuar desarrollando el sector para la fabricación en serie".

En este marco, Vallejo reitero su posicionamiento en cuanto a una energía nuclear que "no genera I+D, ni conocimiento, ni industria, ni empleo y que provocaría seguir siendo dependientes del exterior". Además, recordó que a pesar de que expertos comienzan a hablar de seguir el modelo energético francés "a nadie se le escapa la existencia de pequeños escapes en las centrales".

En este sentido, se mostró en desacuerdo con el establecimiento de un modelo de país basado en la energía nuclear y apostó por un modelo "que no implique dependencia, que no afecte al medio ambiente y que sea definitivo, sostenible y genere riqueza".

De este modo, el titular de Innovación recordó la labor que la Junta está realizando en favor de las energías renovables, que constituyen "la apuesta de los ganadores y donde va, en gran medida, la capacidad de desarrollo futura a nivel global".

Durante su intervención en el foro, indicó que la sostenibilidad hoy "no es una opción sino un imperativo global" y que los grandes retos en crisis energética a nivel global hay que afrontar "lo antes posible".

Afirmó que es necesario abordar estos problemas "desde la reflexión global pero actuando a nivel local", un posicionamiento en el que las tecnologías aportan "cohesión y centralidad a sitios alejados de centros de decisión, procurando productividad y eficiencia".

REINTEGRAR A LAS EMPRESAS EL SOBRECOSTE DEL PETRÓLEO.

Por otra parte, Vallejo, a preguntas de los periodistas, aseguró que la propuesta realizada ayer por el presidente del Consejo Asesor de la Unión Europea (UE) y ex presidente español, Felipe González, de reintegrar a las empresas el sobrecoste producido por el aumento del precio del petróleo es "razonable".

El consejero apuntó así que sería razonable "que se colabore en lo posible para que esos ingresos extras como consecuencia de alza de los precios de combustible repercutieran en la industria".

González propuso ayer, en el mismo foro, la creación de un fondo que reintegre a las empresas el sobrecoste del petróleo, reflexionando que "no puede existir un sobreingreso por parte de los gobiernos mientras exista un empobrecimiento de la actividad productiva".

De este modo, el incremento de los precios del petróleo conlleva un empobrecimiento productivo. Esta situación, según González, puede ser atenuada con la creación de fondo, donde se destinarán estos sobreingresos, a partir de cien dólares el barril, y a los que las empresas optarán a través de la presentación del IVA.

Además, añadió que este fondo no contendría una práctica "subvencionista" y terminaría en el momento en que descendiera el precio del barril.

Europa Press Comunicados Empresas