Actualizado 29/10/2009 15:03 CET

Economía.- JAL busca un cambio de rumbo para sobrevivir con fondos públicos, que podrían superar los 1.300 millones

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Japan Airlines tratará de cambiar de rumbo bajo la dirección del Estado, utilizando fondos privados y públicos para sobrevivir, y acudiendo al plan de rescate para empresas auspiciado por el Gobierno, que podría otorgar a la aerolínea una ayuda de 180.000 millones de yenes (1.346 millones de euros) en préstamos puente antes de finales de año, según la agencia local Kyodo.

De esta forma, el Gobierno podría proporcionar garantías estatales por esa cuantía en préstamos puente, a través del Banco de Desarrollo de Japón.

El ministro de Transporte japonés, Seiji Maehara, recibió hoy el plan de reconstrucción de JAL realizado por el grupo de expertos que su departamento designó como condición para obtener dichas ayudas y evitar la bancarrota de la compañía.

Maehara no reveló los detalles de las medidas de reestructuración que contiene el informe, pero dijo que el Gobierno quiere decidir "sus propias medidas" en una reunión ministerial que se celebrará el próximo viernes.

JAL, que registró unas pérdidas en el primer trimestre fiscal (de abril a junio) de 99.000 millones de yenes (740,46 millones de euros), prevé cerrar el ejercicio con 'números rojos', lo que supondrá dos años consecutivos de pérdidas.

"Con el fin de darle la vuelta a JAL, será necesario una cantidad considerable de fondos y una gestión empresarial firme", afirmó Maehara en relación al informe.

En declaraciones a las medios, el responsable del grupo de expertos que elaboró el plan, Shinjiro Takagi, admitió que los préstamos públicos serán necesarios para "reconstruir" la empresa, aunque se negó a especificar la cuantía de la ayuda.

Se cree que las deudas a las que debería hacer frente la compañías tras una eventual liquidación superan los 500.000 millones de yenes (3.742 millones de euros).

JAL anunció el mes pasado nuevos recortes en la plantilla que podrían aumentar hasta los 13.000 empleados hasta marzo de 2015, lo que supone el despido de 4.000 trabajadores más de los inicialmente previstos para encargar las pérdidas que arrastra.

Europa Press Comunicados Empresas