Economía/Macro.- Almunia asegura que Sarkozy no incumple el Pacto de Estabilidad

Actualizado 10/07/2007 20:06:06 CET

Francia insiste en que sólo cumplirá el objetivo de déficit cero en 2010 si se acelera el crecimiento

BRUSELAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, aseguró hoy que la petición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de retrasar hasta 2012 el objetivo de equilibrio presupuestario si no hay una aceleración del crecimiento, no vulnera ni pone en crisis el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) sino que por el contrario éste "ha salido reforzado" y goza de "muy buena salud".

"Escuchando algunas voces y algunos rumores se podría creer que el Pacto de Estabilidad corría riesgos. Ayer (por el lunes) resultó reforzado. Todo lo que concluimos fue en la aplicación estricta del PEC", subrayó Almunia. En este sentido, destacó el compromiso de Sarkozy de presentar en septiembre un programa de estabilidad actualizado con un listado completo de las reformas que pretende lanzar, y que será evaluado por la Comisión y el Ecofin, tal y como establece el Pacto.

"La posición francesa se incluye al 100% en los procedimientos del PEC; y las intenciones francesas, las estrategias francesas y la política presupuestaria francesa se discutirán y evaluarán dentro del Pacto y no fuera. Esto refuerza al Pacto", aseguró Almunia. A su juicio, la situación es "completamente diferente" diferente a la de 2003, cuando Francia y Alemania se aliaron para bloquear la aplicación del PEC, y "nadie se atrevería hoy a provocar una crisis en el Pacto" pese a que su aplicación es a veces "difícil".

El presidente francés realizó este lunes una inusual visita a la reunión de ministros de Economía de la zona euro y logró la bendición del Eurogrupo para retrasar dos años el déficit cero a cambio de un amplio programa de reformas estructurales para reactivar el crecimiento, venciendo así las fuertes críticas que se habían vertido desde la UE a sus proyectos fiscales y presupuestarios.

"Nos comprometemos en un camino de reformas importantes, que esperamos que creen un shock de confianza y generen crecimiento y empleos. En este camino de reformas no abandonamos el objetivo de consolidación presupuestaria. Si el crecimiento vuelve como esperamos, haremos todos los esfuerzos para cumplir el objetivo de 2010. Si no es el caso nos comprometemos como muy tarde en 2012", explicó la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde.

En respuesta a estos planes, Almunia destacó que "escuchar al presidente de Francia decir (...) que si 2010 es posible intentará llegar en 2010 es muy diferente que decir que Francia no quiere 2010 sino que quiere 2012". Asimismo, consideró "muy positivo" el compromiso de Sarkozy con las reformas estructurales aunque insistió en que "las reformas y el rigor presupuestario no son términos contradictorios sino complementarios".

Por su parte, el ministro portugués de Finanzas y presidente de turno del Ecofin, Fernando Teixeira Dos Santos, recalcó que Sarkozy "reafirmó su respeto absoluto y total del PEC y por eso asumió el compromiso de que las posibles consecuencias presupuestarias de la reforma se enmarcarían siempre dentro de los mecanismos previstos en el Pacto".

En este sentido, valoró positivamente el compromiso de Francia de recortar el déficit desde este año y de dedicar todos los ingresos fiscales extraordinarios debidos a un mayor crecimiento del previsto a reducir el déficit.

Para el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, lo "fundamental" es cómo se plasma el plan de reformas de Sarkozy en el programa de estabilidad actualizado que presentará en septiembre, porque sólo entonces podrá verificarse si se ajusta al Pacto de Estabilidad.

"El Pacto lo que dice es que cuando hay reformas mayores, de gran calado, pueden tomarse en consideración los posibles gastos que puedan requerir para valorarlos a efectos de cumplimiento de los objetivos del programa de estabilidad", indicó Solbes.

También subrayó que del debate celebrado el lunes no se puede extraer la conclusión de que el déficit cero se retrase en Francia definitivamente a 2012. "Yo saqué la conclusión de que se van a hacer todos los esfuerzos para llegar al 2010. Otra cosa es que se planteen problemas prácticos para llegar a esa fecha", dijo.

El ejemplo de Francia de retrasar el logro del déficit cero más allá de 2010 podría ser seguido por otros países como Italia, ya que el ministro Tommaso Padoa-Schioppa dejó claro a sus colegas que su fecha más probable es 2011 aunque hará todo lo posible por cumplir sus compromisos, según explicaron Almunia y Dos Santos.

Europa Press Comunicados Empresas