Actualizado 28/06/2007 17:51 CET

Economía/Macro.- (Ampl.) El PIB de Estados Unidos creció un 0,7% en el primer trimestre, su menor ritmo en cuatro años

WASHINGTON, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU aumentó un 0,7% en el primer trimestre de 2007, su menor ritmo en cuatro años, según los datos definitivos publicados hoy por el Departamento de Comercio estadounidense.

El crecimiento económico norteamericano se ralentizó severamente respecto al último trimestre de 2006, cuando el PIB aumentó a un ritmo del 2,5%.

Además, este aumento del primer trimestre se situó una décima por debajo de la previsión de crecimiento del 0,8% realizada por los analistas, aunque mejoró en la misma proporción el dato preliminar avanzado el pasado 31 de mayo, del 0,6%.

Una de las principales razones de la ralentización estadounidense es el empeoramiento del clima económico debido a la ralentización del mercado de la vivienda.

La inversión en la construcción de viviendas se recortó un 15,8% en el primer trimestre tras haberse ralentizado un 19,8% del cuarto trimestre de año, aunque los analistas prevén que en los próximos meses la inversión inmobiliaria siga por la senda descendente.

El presidente de la FED, Ben Bernanke, se ha mostrado preocupado por la evolución del mercado inmobiliario y subrayó el pasado 15 de junio que el mercado podría estar subestimando el impacto sobre el conjunto de la economía de la desaceleración del mercado inmobiliario y que ello podría afectar negativamente al sistema financiero.

Bernanke dijo que las variaciones en el valor de las viviendas podrían afectar a los préstamos y el consumo de los hogares en mayor intensidad de lo que los economistas han asumido hasta el momento.

Mientras, la venta de viviendas y el precio de los inmuebles siguen registrando caídas en el mercado inmobiliario estadounidense. El pasado martes, el Departamento de Comercio hizo públicos los datos de venta de viviendas nuevas, registrándose un descenso de un 15,8% respecto al dato de mayo de 2006.

EMPEORAMIENTO DE LA INFLACIÓN

El comportamiento de la inflación es otro de los aspectos que preocupan a la Fed, ya que a pesar de la ralentización económica, prosiguen las tensiones inflacionistas.

Según las últimas estimaciones, la inflación subyacente, que excluye los precios de alimentos frescos y energía, se situó en el 2,4% en el primer trimestre, por encima de las previsiones y seis décimas superior al 1,8% registrado en el cuarto trimestre de 2006.

Por ello, se prevé que la Reserva Federal anuncie esta tarde, tras la conclusión de su reunión de dos días, que mantiene los tipos de interés en el 5,25%, pues es necesario mantener a raya la inflación a pesar de que un recorte de tipos podría dar un respiro a la ralentizada economía norteamericana.

DESEMPLEO

Por otro lado, el Departamento de Trabajo estadounidense dio a conocer las peticiones semanales de desempleo, que muestran que el mercado laboral no se ha resentido a pesar de la crisis inmobiliaria y la ralentización económica.

Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo en Estados Unidos disminuyeron durante la semana pasada en 13.000 solicitudes, hasta alcanzar las 313.000.

El consenso de los analistas había anticipado que la cifra de solicitudes de subsidio por desempleo se situaría en las 318.000 peticiones.

Por su parte, la media móvil de las últimas cuatro semanas mostró un incremento de 1.000 solicitudes, hasta 316.000 demandas de subsidio por desempleo.

Europa Press Comunicados Empresas