Economía/Motor.- CCOO PV convocará una asamblea en Ford Almussafes si la próxima semana no se anuncian soluciones

Actualizado 24/08/2007 19:25:16 CET

VALENCIA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

CCOO PV convocará una asamblea general de trabajadores en la planta de Ford Almussafes para "decidir qué hacer", si la próxima semana no se anuncian soluciones "definitivas". De llevarse a cabo, habría que ver si se realizan "movilizaciones", pero lo que "está clarísimo" es que el sindicato se mantendrá "firme" y "no va a ceder" ante la "pérdida de derechos de los trabajadores".

Así lo avanzó hoy a Europa Press el representante del comité de empresa por CCOO PV, Miquel Rosaleny, quien reveló que "hay rumores de que el presidente de Ford Europa, John Fleming, se desplazará hasta la fábrica de Almussafes, en vista de la resistencia de la plantilla". Al respecto, mostró su deseo de que en esa visita, el representante europeo "adjudique claramente un proyecto" a la planta de Almussafes, los modelos que habrá de construir y una "inversión de cientos de millones de euros".

Además, confió en que UGT, el sindicato mayoritario en el comité de empresa, "no entre en el chantaje de la dirección", ya que en la reunión extraordinaria del comité de empresa celebrada ayer, UGT apoyó las "mínimas" medidas tomadas hasta ahora por la patronal, como es la inversión de unos "pocos" millones de euros en la cadena de montaje, algo que para Rosaleny es sólo "un parche" y "no soluciona el problema".

Según el representante sindical, ayer la dirección "sólo planteó estupideces" y "las mínimas mejoras que dijo haber hecho son en un 90 por ciento del mantenimiento normal y corriente" de cualquier empresa y "no constituyen cambios ergonómicos fuertes". No obstante, indicó que UGT votó a favor de retirar las medidas de presión sobre las horas extras que estaban realizando los trabajadores de la compañía, que se resolvió de esta manera a pesar de los votos en contra de CCOO PV, CGT y PUT.

En esta línea, criticó la "supuesta mejora" introducida ayer por la dirección de la empresa que establece pausas colectivas para que la plantilla realice sus necesidades fisiológicas en unos tiempos determinados. De este modo, incidió, "se pretende ahorrar en personal, ya que los 'relevadores' que hay en todas las empresas que hacen trabajos en cadena como ésta, se suprimen". Así, se "programan las pausas para que todos los trabajadores en bloque hagan sus necesidades". "Una verdadera barbaridad", apostilló.

Respecto al aumento de plantilla que la dirección puso sobre la mesa en el encuentro de ayer, Rosaleny señaló que "no es verdad" que la planta de Almussafes y en concreto el área de montaje, "que es donde más gente se necesita", vaya a contar con 100 trabajadores más. Según explicó, la propuesta de la compañía se concreta en que "conforme se vayan prejubilando trabajadores de cualquier área de la planta, los nuevos contratados que entren a sustituirlos irán a montaje".

La postura de CCOO PV frente a este tipo de situaciones "es y será aguantar", dijo, "resistir" a la voluntad de la dirección que, según advirtió, "pretende bajar los salarios por debajo del IPC, reducir las vacaciones, así como el número de trabajadores en unos 400, progresivamente para introducir en su lugar a subcontratados", concluyó.

Europa Press Comunicados Empresas