Economía/Motor.- España recicla el 90% de los automóviles al final de su vida útil

Actualizado 04/05/2007 21:46:34 CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

España recupera actualmente el 90% de los vehículos al final de su vida útil, lo que la sitúa a la cabeza del mercado europeo en reciclaje de vehículos fuera de uso, donde la media comunitaria ronda el 85%, según se desprende de un estudio conjunto realizado por la Asociación Española para el Tratamiento Medioambiental de los Vehículos Fuera de Uso (Sigrauto) y la Federación Española de la Recuperación (FER).

Según este estudio, con la tecnología disponible en la actualidad, las empresas del sector están capacitadas para reciclar hasta el 90% de un automóvil, lo que pone de manifiesto que España, además de pionera en Europa a la hora de cumplir con las disposiciones del real decreto 1383/2002 sobre gestión de vehículos al final de su vida útil, reincorpora, como materia prima, la totalidad de las partes reutilizables de un vehículo fuera de uso dentro del proceso de fabricación de nuevos productos.

En este sentido, España alcanza un porcentaje de reutilización y reciclado muy superior al que contempla la normativa europea, ya que las leyes sobre gestión de vehículos al final de su vida útil fijan en un 85% la cantidad mínima de recuperación. De esta forma, la industria española de reciclado se sitúa por delante de países como Alemania o Italia que, con un 83% y un 80% respectivamente, apenas consiguen alcanzar los objetivos que marca la ley, informó hoy el sector.

Según el presidente de la FER, Ion Olaeta, "no es frecuente que la industria Española constituya un referente para empresas de ingeniería de otros países ni que sus profesionales vengan a conocer de cerca nuestros desarrollos tecnológicos más significativos, ya que no somos un país exportador de tecnología".

En la actualidad, España, gracias al empleo de esta tecnología punta en sus diferentes procesos (densimétricos, mecánicos, neumáticos y magnéticos) de separación de materiales, fabrica más de 1,5 millones de toneladas de metal procedentes de vehículos fuera de uso, lo que representa alrededor de un 10% de la producción total del país.

El proceso de tratamiento se inicia con la recepción del vehículo en un centro autorizado de tratamiento (C.A.T). Una vez allí se tramita la baja oficial del vehículo, y se procede a su descontaminación, (extracción de residuos peligrosos como: combustible, aceites, líquidos de refrigeración, de frenos, anticongelantes, filtros etc.) Posteriormente, se retiran los componentes reutilizables para su venta y los vehículos se almacenan para ser transportados a las instalaciones de fragmentación, donde son triturados por molinos de martillos.

Europa Press Comunicados Empresas