Economía/Motor.- Sindicatos europeos "sorprenderán" a Delphi con acciones coordinadas en defensa de 35.000 empleos

Actualizado 15/03/2007 14:40:30 CET

La FEM llevará a EE.UU la visión sindical y de los empleados europeos sobre la estrategia de Delphi y dice que hay más plantas "amenazadas"

CÁDIZ, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación Europea del Metal (FEM) reunida hoy en la capital gaditana a petición de las federaciones estatales Minerometalúrgica y de Metal, Construcciones y Afines de UGT ha acordado una serie de acciones "coordinadas y solidarias" a nivel europeo con las que, advirtió, "sorprenderemos a Delphi", ya que la decisión de cerrar su planta en Puerto Real (Cádiz) puede producir un "impacto" internacional de 35.000 empleos.

En rueda de prensa, el coordinador europeo de los comités del Grupo Delphi, el británico Tony Murphy, tachó la decisión de la multinacional norteamericana de "inmoral" y la acusó de "robar a los españoles" en su estrategia de "deslocalizar en la Europa occidental para transferir a la del Este". En esta línea anunció que llevarán a cabo una campaña en la que denunciarán que Delphi "ha pisado a los trabajadores y ha robado para irse a países como Rumanía donde la hora se paga a 50 céntimos".

A su juicio, en esta estrategia, Delphi "ha infringido y quebrantado" sus acuerdos y ha utilizado las subvenciones públicas "para comprar maquinaria que ha transferido a países con salarios más bajos". Contra ello, anunció que la FEM "luchará" por el mantenimiento del empleo "pero no sólo en Puerto Real, ya que esta decisión afecta al resto de Europa", citando a países como Gran Bretaña, Francia y Portugal.

No obstante, matizó que los directivos europeos de la empresas "no tienen poder de decisión", por lo que las harán llegar a EE.UU. la visión sindical y de los trabajadores del viejo continente. Asimismo, la FEM llevará a la Comisión Europea la posible pérdida de 35.000 empleos en Europa porque los políticos "tienen que involucrarse porque lo que ocurre en España afecta desde un punto de vista internacional y a todo el sector del automóvil".

Por su parte, el secretario general de la FEM, Peter Scherrer, aseguró que "toda la familia europea del Metal" está tras los trabajadores de Delphi Puerto Real "apoyándolos" y para recordar a la empresa que "prometió" que hasta final de 2010 mantendría la producción en la Bahía gaditana y el nivel de empleo, cosa que "ha quebrantado y no aceptamos porque no puede echar a la calle a los trabajadores, además, tan cualificados".

En esta línea, Scherrer aseguró que manejan informes de otros países con plantas de Delphi "que están amenazadas por el cierre", al tiempo que advirtió a la empresa de que "ya sabemos su estrategia de pedir subvenciones para cerrar y deslocalizar", lo cual consideró "inaceptable". A su juicio, hay que lanzar un "mensaje fuerte" en el sentido de que "si no combatimos de forma solidaria y conjunta no vamos a poder parar la deslocalización", lo cual llevarán a un próximo encuentro que se celebrará en España bajo el lema 'Una Europa social a través de la solidaridad'.

Pese a todo, aclaró que la deslocalización de las industrias de la Europa occidental a la del Este "no supone un choque entre sindicatos de ambos lados", mostrándose favorable a la defensa de los salarios justos y de unas buenas condiciones laborales de las regiones más pobres y de que éstas reciban tareas de producción "pero siempre que no sea a expensas de otros países".

De otro lado, Tony Murphy aclaró que el cierre de Delphi Puerto Real "no obedece a un problema de legalidad, de hecho no hay ningún argumento en este sentido, sino a una decisión estratégica y de política de empleo", contra la cual las administraciones públicas "deben dar un mensaje nítido y claro y pasen de los compromisos solo verbales".

Europa Press Comunicados Empresas