28 de marzo de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 16:26:33 CET

Economía/Pesca.- España, Francia, Italia y Portugal advierten de que la crisis puede afectar "gravemente" al empleo

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

España, Francia, Italia y Portugal pedirán a la Unión Europea (UE) que autorice medidas de urgencia para hacer frente a la crisis que atraviesa la pesca como consecuencia del alza del precio del gasóleo, que podría afectar "gravemente" al empleo y al mantenimiento de las actividades derivadas de este sector.

Los directores generales de Pesca de estos cuatro países se reunieron hoy en Madrid para analizar la situación actual del sector pesquero comunitario y estudiar un borrador de documento que será planteado a la Comisión Europea y al Consejo de Ministros de Pesca de la UE.

El objetivo de este primer borrador, cuyo estudio continuará en París el próximo miércoles, se centra en la necesidad de garantizar la sostenibilidad económica de la flota, mantener el empleo, el suministro de pescado y las actividades dependientes de la pesca en las zonas costeras.

El sector pesquero español y comunitario se enfrenta a una subida del precio del petróleo que incide en el precio del gasoil utilizado en los barcos y que ha sido continuada desde el mes de abril de 2007, agravándose en los primeros meses de 2008.

"El sector extractivo afronta una situación de aumento de costes de producción mientras que sus ingresos, como consecuencia de la venta de productos pesqueros, no se incrementan en la misma medida, lo que agrava el problema", indicó el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en un comunicado, en el que apuntó que, en estas condiciones, el empleo y el mantenimiento de las actividades derivadas del sector "pueden resultar gravemente afectados".

Al tratarse de unas circunstancias económicas que afectan a toda la flota comunitaria, del análisis realizado en esta primera reunión en Madrid por parte de España, Francia, Italia y Portugal se desprende que las principales medidas para hacer frente a esta situación deben enmarcase en el ámbito de la Unión Europea.

En este sentido, se propondrá que las posibles medidas de urgencia a adoptar por los Estados miembros sean autorizadas por la Comisión Europea. Se trata de garantizar un marco común de acciones con posibilidad de aplicación por parte de los Estados miembros en función de las especificidades de sus respectivas flotas.

Europa Press Comunicados Empresas