Actualizado 09/05/2007 01:13 CET

Economía.- Trabajadores de Sintel amenazan con boicotear actos electorales de Zapatero "si no cumple sus compromisos"

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación para la Colaboración con los Trabajadores de Sintel, Adolfo Jiménez, afirmó hoy, en declaraciones a Europa Press, que este colectivo acudirá a protestar en actos de cierre de campaña electoral del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, si éste no adquiere "un compromiso en firme" de "cumplir el acuerdo" --en referencia Plan Global de Actuaciones-- para los trabajadores afectados por el cierre de la empresa.

Así lo anunció en una concentración reivindicativa para criticar la actitud del Gobierno y del PSOE respecto a los personas que fueron despedidos o prejubilados tras el cierre de la empresa Sintel. Cerca de un centenar de personas se manifestaron hoy frente a la sede del PSOE en Madrid en protesta por el incumplimiento de las ayudas acordadas entre los sectores implicados y el Gobierno para las 1.8000 familias afectadas.

De hecho, el presidente de la asociación explicó que sus miembros acudirán al acto de Zapatero en León y le "acompañaran en su vuelta a Madrid" para realizar medidas de protesta y exigir sus derechos.

Jiménez advirtió que si Zapatero no ofrece una respuesta en este sentido, los afectados por el cierre de Sintel realizarán acciones de protesta en los actos electorales en los que intervenga Zapatero en la campaña de los comicios del 27 de mayo. "Salvo que en estos días haya un compromiso en firme para resolver el problema y cumplir el acuerdo, el cierre de campaña lo va a tener con nosotros", matizó.

El presidente de la Asociación para la Colaboración con los Trabajadores de Sintel aseguró que este grupo de trabajadores "ha tenido que volver a la calle" ya que, según él, "Zapatero lleva tres años ignorando" su reclamación para que se ejecuten los acuerdos de ayudas a los afectados que se alcanzaron durante la última legislatura en la que gobernó el PP.

Asimismo, censuró al presidente del Gobierno por "solidarizarse" y "comprometerse a ayudar" a los afectados hace seis años, cuando los trabajadores acamparon durante cerca de 200 días en señal de protesta por la situación laboral de la plantilla tras el cierre de la empresa, y que en su etapa como jefe del Ejecutivo no haya atendido sus demandas.

Los manifestantes portaban pancartas con la portada del diario ABC correspondiente al día 12 de mayo de 2001 en la que se podía ver a Zapatero junto al entonces portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, reunidos con los trabajadores de Sintel en el campamento que estos últimos desplegaron en la Castellana.

"RENTABILIZAR EL DOLOR CONTRA AZNAR"

Por ello, Jiménez advirtió a Zapatero que si no interviene para solucionar este conflicto, los trabajadores interpretarán que con esa visita "no fue a solidarizarse con las miles de familias afectadas, sino que fue a rentabilizar políticamente la angustia y sufrimiento del negro futuro laboral" de la plantilla de Sintel, contra el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar.

Denunció que a día de hoy, los trabajadores afectados por el cierre de la empresa no han cobrado las cantidades "elementales" compensatorias, acordadas con el Ejecutivo de Aznar. También destacó que han tenido que ser los propios trabajadores quienes, "sin recursos económicos y con una edad media de 50 años", han tenido que constituir una empresa para contratar a 300 de los afectados.

De hecho, Jiménez enfatizó que ni siquiera han percibido "ni un solo céntimo de euro de subvenciones a fondo perdido" que dispone la UE para fomentar el trabajo a personas de más de 45 años, y que Telefónica "ha vetado" los servicios.

Jiménez señaló que con esta concentración, los afectados de Sintel intentaban ser recibidos por el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, así como anunciarle que si persiste la actitud de Zapatero, se concentrarán en los mítines en los que intervenga durante la campaña electoral.

Añadió que otro de los motivos para esta concentración es el cierre de la instrucción del caso por parte de la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional, que según Jiménez, establece que la quiebra de Sintel "estaba totalmente planificada" por los entonces máximos dirigentes de la empresa de Telefónica.

También detalló que esta protesta sirvió para celebrar la resolución favorable del Tribunal Constitucional ante el recurso que presentaron los trabajadores, y que revoca la prohibición a manifestarse en la capital, tal y como establecía la Delegación del Gobierno de Madrid y el Tribunal Superior de Justicia de esta Comunidad.

Europa Press Comunicados Empresas