5 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 15:31:06 +01:00CET

Fitch sitúa el rating de El Corte Inglés en vigilancia negativa por el impacto adverso del coronavirus

Edificio del Corte Inglés ubicado en Nuevos Ministerios
Edificio del Corte Inglés ubicado en Nuevos Ministerios - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Fitch Ratings ha situado en 'BB+', en vigilancia negativa (RWN, por sus siglas en inglés), el rating de emisor a largo plazo de El Corte Inglés, lo que refleja el impacto adverso del brote de coronavirus en la liquidez y en el perfil financiero del grupo, dada la incertidumbre sobre la duración del bloqueo en España.

La firma de calificación crediticia asume que el bloqueo permanecerá hasta finales de mayo, lo que llevaría a un "fuerte" descenso en ventas minoristas no alimentarias en el primer trimestre del año fiscal 2021 (correspondiente a los meses de febrero a abril de 2020), seguido de una recuperación en el segundo trimestre de dicho ejercicio.

Fitch espera que esta situación tendrá un impacto importante en la liquidez durante este primer trimestre fiscal, lo que obligaría al gigante de la distribución a hacer uso de los 1.100 millones de euros de la línea de crédito renovable, aunque estima que el grupo implementará planes de contigencia.

Según la agencia de calificación crediticia, esta vigilancia negativa sobre la compañía también refleja que, después de la crisis, el perfil financiero esperado por Fitch puede ser alterado y ya no estar en línea con la calificación 'BB+'.

En su informe, Fitch ha señalado que la resolución de la vigilancia negativa dependerá de que El Corte Inglés genere suficiente margen de liquidez para abordar sus necesidades de fondo de maniobra en el año fiscal 2020, adaptando su estructura de costes y de apalancamiento una vez se reanude la actividad normal, al tiempo que resalta que la calificación 'BB+' está respaldada por la "sólida" posición de mercado del grupo en España.

Asimismo, la agencia de calificación crediticia estima que el cierre de las tiendas debido al coronavirus provocará una pérdida "significativa" de ingresos en el primer trimestre fiscal del 2021 y ejercerá una presión sobre la liquidez debido a que el grupo necesita atender los compromisos de pagos a sus proveedores por pedidos de compra ya pactados hasta junio de este año.

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas