Publicado 16/03/2021 13:39CET

Hosteleros asturianos piden salvar el verano tras restricciones de Semana Santa, porque sino el sector se muere

Concentración de hosteleros frente a sus negocios en Gascona, Oviedo, como protesta por el año de cierre del sector.
Concentración de hosteleros frente a sus negocios en Gascona, Oviedo, como protesta por el año de cierre del sector. - EUROPA PRESS

OVIEDO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la junta local de Hostelería de Asturias (Otea) en Oviedo, David González, ha pedido este martes que las administraciones públicas trabajen para facilitar la apertura de los negocios en verano, ya que, una vez conocidas las restricciones que se aplicarán en Semana Santa, consideran que si no se abre en verano, "el sector se muere".

González ha participado junto a hosteleros del Bulevar de la Sidra de Gascona en una concentración organizada por la plataforma 'La fuerza del norte', por la que todos los hosteleros de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco estaban llamados a salir a la puerta de su negocio para pedir ayudas cuando se cumple un año del estado de alarma a causa de la pandemia del coronavirus.

Consciente de que la Semana Santa "iba a ser un periodo complicado", el representante de Otea entiende que "con voluntad" se podían hacer las cosas de otra manera. "Al final tenemos 17 maneras de hacer las cosas y eso genera una diferencia de criterios que no acabamos muy bien de entender", ha explicado.

Las Administraciones, ha agregado, están "cómodas" tomando decisiones "arbitrarias" como el cierre de hoteles y alojamientos durante Semana Santa en Asturias, impidiendo el turismo interior. A ello se suma el horario de cierre y el toque de queda, a las 20.00 y 22.00 horas respectivamente. "No terminamos de entender por qué si al mediodía podemos dar comidas, no podemos dar cenas por la noche", ha subrayado.

Para González, "faltó diálogo" y ganas de "sacar adelante" un sector que "lleva un año cerrado y está agonizante". Ante esta situación, ha remarcado que "sin el verano el sector se muere, y esta vez de verdad", ya que "ya no hay créditos ni ahorros". "Solo el verano puede ser la opción de que algunos sobrevivan", ha enfatizado.

Un año después de que se decretara el cierre de la hostelería, y tras las sucesivas aperturas y cierres en función de la evolución de la crisis sanitaria, el sector se siente "maltratado". "Yo pensé que vivíamos en un país en el que el turismo iba a estar protegido, que iba a ser un ejemplo con respecto a otros países del mundo", ha reflexionado González, quien ha lamentado que el sector se ha encontrado "con todo lo contrario".

Si bien los hosteleros están "comprometidos" con terminar con el virus, consideran que las Administraciones "tienen que asumir" las consecuencias de los cierres.

Sobre el futuro del sector, ha dicho que "todavía es pronto" para hacer un balance del número de negocios que habrán cerrado sus puertas definitivamente a causa de la crisis sanitaria, aunque se estima que uno de cada cuatro van a cerrar.

El presidente de la Asociación del Bulevar de la Sidra de Gascona, Pedro Caramés, ha puesto el foco en las ayudas que hasta ahora han recibido los hosteleros. Calificándolas de "limosnas" ha recordado que las ayudas han llegado "tarde y mal" en un país "acostumbrado a grandes rescates de banca y aerolíneas"

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas