Publicado 26/06/2020 14:46:23 +02:00CET

Moody's rebaja la perspectiva a SoftBank Group y esta replica cuestionando sus intenciones y su información

12 February 2020, Japan, Tokyo: Japan's SoftBank Group Corp Chief Executive Masayoshi Son speaks during a press conference to announce the company's third quarter (April - December, 2019) of the fiscal year ending 31 March 2020. Photo: Rodrigo Reyes Marin
12 February 2020, Japan, Tokyo: Japan's SoftBank Group Corp Chief Executive Masayoshi Son speaks during a press conference to announce the company's third quarter (April - December, 2019) of the fiscal year ending 31 March 2020. Photo: Rodrigo Reyes Marin - Rodrigo Reyes Marin/ZUMA Wire/dp / DPA - Archivo

TOKIO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conglomerado japonés SoftBank Group y la agencia de calificación crediticia Moody's han vuelto a chocar públicamente por el rating asignado a la empresa, tres meses después de que la firma anunciara una rebaja de dos peldaños en la nota del grupo nipón.

Este viernes, Moody's ha decidido mantener la nota de 'Ba3' de SoftBank Group, aunque le ha asignado una perspectiva 'negativa'. La calificadora de riesgos justifica su decisión en los riesgos de su plan de recapitalización, las condiciones "volátiles" del mercado y una tolerancia al riesgo elevada.

Tras conocerse el informe de Moody's, SoftBank ha emitido un comunicado acusando a la agencia de que "no está clara" su intención al publicar un comentario ni qué información emplea para valorar la situación o la solvencia de la empresa. La propia Moody's ha indicado en su informe de este viernes que el rating asignado es "no solicitado", que en la elaboración no ha participado la empresa ni los ejecutivos y que no se ha tenido acceso a documentos internos.

SoftBank Group no facilita información a Moody's desde el pasado 25 de marzo, cuando se dio de baja de su servicio de ratings después de recibir una rebaja de dos peldaños en su nota.

Moody's rebajó el rating a la firma nipona debido a que esta decidió vender activos por 4,5 billones de yenes (37.233 millones de euros), con el objetivo de recomprar acciones por 2 billones de yenes (16.548 millones de euros) y reducir deuda con los 2,5 billones de yenes (20.685 millones de euros) restantes.

Según explico la calificadora en ese momento, la rebaja reflejaba el "tamaño inesperado" y la "aparente urgencia" de las recompras de acciones, que tendrán lugar en un momento en el que los mercados han puesto el valor y la liquidez de la cartera de activos bajo "estrés".

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas