Sacyr espera que las cautelares que bloquean la venta de Itínere se resuelvan con el cambio de año

Autopista AP-1 Burgos-Armiñón
ITÍNERE - Archivo
Publicado 08/11/2018 19:00:44CET

El grupo ha recurrido estas medidas

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Sacyr calcula que los tribunales decidirán "a finales de este año o comienzos del próximo" sobre las medidas cautelares impuestas a la venta de Itínere, grupo de autopistas en el que la constructora tiene una participación del 15,5% que quiere vender.

La compañía, que ha recurrido dichas cautelares, está a la espera de que se levanten para decidir sobre la desinversión de este porcentaje, y sobre a cuál de las dos firmas que pugnan por la empresa se lo vende.

El proceso judicial que tiene estancada la venta de Itínere es fruto de la puja abierta entre el grupo de concesiones Globalvía y el fondo Corsair por esta compañía que gestiona varias autopistas del Noroeste del país.

En principio, Sacyr formó parte del acuerdo que Globalvía alcanzó en julio con varios accionistas de Itínere para comprarles su participación.

No obstante, Corsair, como primer accionista de la compañía de autopistas, ejerció su derecho a igualar la oferta, pero sólo la dirigió a Sacyr y no al resto de socios.

Ello llevó a Globalvía a recurrir a los tribunales esa propuesta y solicitar cautelares contra la misma, una iniciativa que imitó el fondo extranjero, que dejó a Sacyr y su participación en Itínere en el medio de la 'batalla' entre las dos compañías.

No obstante, tal como recordó el directivo de Sacyr en la presentación de resultados del grupo, el juez, además de resolver sobre las cautelares, debe determinar si entra a analizar el fondo del asunto, para desbloquear así la venta de Itínere.

En la actualidad, Globalvía, compañía controlada por tres fondos extranjeros, cuenta con un 40% del capital de Itínere tras comprar las participaciones del 23,8% y el 16,3% que tenían Abanca y KutxaBank, mientas que el también fondo foráneo Corsair tiene otro 38% de las acciones.

Itínere es la sociedad que gestiona seis autopistas del Norte de España, que suman unos 610 kilómetros de longitud, entre las que figuran algunas de las más antiguas, como la AP-1 Burgos-Armiñón, la primera vía que revertirá al Estado una vez que el próximo 30 de noviembre venza su plazo de concesión.

Contador
Europa Press Comunicados Empresas