Publicado 17/07/2020 18:08

S&P reitera rating de EDP, con perspectiva 'estable', ante impacto positivo por compra de Viesgo

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

S&P Global Ratings ha confirmado la calificación a largo plazo 'BBB-' de EDP, con perspectiva 'estable', tras el anuncio de la energética portuguesa del acuerdo con el fondo Macquarie para la adquisición de Viesgo.

En un comunicado, la agencia señala que la perspectiva 'estable' para la compañía refleja su expectativa de que el perfil de riesgo financiero de la compañía continuará mejorando en los próximos dos años con un desempeño operativo "más fuerte".

Además, considera que la adquisición de Viesgo no afectará a la mejora de la métrica crediticia, ya que es neutral desde la perspectiva del flujo de efectivo, mientras que será ligeramente positiva desde la perspectiva del riesgo comercial.

Esto debería llevar a un ratio de fondos de operaciones (FFO) respecto a la deuda de aproximadamente el 16% en 2020, y a que la deuda ajustada sobre el resultado bruto de explotación (Ebitda) disminuya a aproximadamente 5 veces, frente a las 5,4 veces en 2019.

Además, valora que el compromiso de la dirección de la energética para mantener una calificación en el grado de inversión, así como su política para reducir aún más la deuda sobre el Ebitda en el periodo 2020-2022, "apuntala las perspectivas".

OPERACIÓN VIESGO.

El pasado miércoles, EDP anunció un acuerdo con el fondo de inversión australiano Macquarie para la compra del 100% de los activos de Viesgo, en una operación valorada en 2.700 millones de euros.

Este acuerdo, sujeto a las aprobaciones regulatorias correspondientes, incluye todos los activos de la compañía de origen cántabro, entre los que se encuentran distribuidoras eléctricas con más de 695.000 puntos de suministro, 0,5 gigavatios (GW) de generación renovable y dos centrales de generación térmica, en proceso de desmantelamiento con el cierre previsto antes de 2021 y con casi 1 GW de potenciales derechos de acceso a la red.

Tras la operación, EDP integrará los activos renovables en su filial EDPR, gestionará los derechos de conexión tras el cierre de las centrales térmicas y constituirá, junto a Macquarie, una alianza para los negocios de distribución eléctrica de Viesgo, Begasa y E-Redes. La alianza tendrá 50.000 kilómetros de redes y 1,3 millones de puntos de suministro.

Macquarie tendrá un 24,9% de la sociedad y EDP, que gestionará la misma, mantendrá un 75,1%, controlando y consolidando los activos. A ella, Macquarie aportará los 31.411 kilómetros de redes de distribución de electricidad reguladas en el norte de España que posee Viesgo y EDP aportará E-Redes, su red de distribución de electricidad de 20.766 kilómetros.

Más información

Europa Press Comunicados Empresas