Actualizado 25/02/2015 15:42 CET

¿Qué es un bono sindicado? ¿Qué beneficios tiene?

Wads of euro banknotes are stacked at the GSA company's headquarters in Vienna
Foto: REUTERS

MADRID, 25 Feb. (EDIZIONES) -

El Tesoro Público ha lanzado un bono sindicado a 15 años para aprovechar las buenas condiciones del mercado tras el acuerdo entre Grecia y la Eurozona. Pero, ¿qué es un bono sindicado? ¿Qué beneficios puede obtener de esta emisión? ¿Por qué el Gobierno apuesta por el largo plazo en este momento?

¿QUÉ ES UN BONO SINDICADO?

Un bono sindicado es una emisión de deuda pública que no se realiza mediante subasta, por lo que tiene un componente de espontaneidad. El Gobierno decide un precio concreto o un rango de precios y una serie de bancos que serán los encargados de colocar dicha emisión, según han explicado a Europa Press los analistas de IG Markets, Daniel Pingarrón, y de XTB, Jaime Díez.

¿QUÉ BENEFICIOS PUEDE OBTENER DE ESTA EMISIÓN EL GOBIERNO?

El Gobierno se beneficia ya que se asegura una colocación de una cantidad elevada de bonos a largo plazo, han coincidido en señalar ambos analistas. En este caso, bancos como Barclays, BBVA o BNP Paribas serán los encargados de colocar el volumen correspondiente a la operación. Además, Díez añade que la situación actual es la apropiada para hacerlo ya que "hay apetito por Bolsa".

¿POR QUÉ EL GOBIERNO APUESTA POR EL LARGO PLAZO EN ESTE MOMENTO?

Para Pingarrón, el Gobierno apuesta por el largo plazo debido a la situación actual, donde la rentabilidad de la deuda española está en mínimos históricos. "El Tesoro busca alargar la vida media de su deuda a estos tipos tan atractivos, eliminando el riesgo de refinanciación, y asegurando en el largo plazo un rentabilidad muy baja", según el analista.

A su vez, añade que cuando dentro de unos años el BCE suba los tipos de interés y la inflación repunte, el Tesoro continuará pagando un tipo de interés muy bajo (inferior al que exigirá el mercado en el futuro cuando subas los tipos y la inflación) por la deuda  a largo plazo que está emitiendo ahora.

En la misma línea, Díez opina que las curvas de los tipos tienden a aplanarse, por lo que si puedes colocarlo a 15 años a un porcentaje entre un 1 y un 2% ¿por qué lo vas a colocar a un porcentaje incierto en el corto plazo?

Al igual que Pingarrón, Díez mira al futuro optimista teniendo en cuenta que el BCE con la expansión cuantitativa pretende comprar bonos a medio y largo plazo, es decir, a 10 o 30 años. No comprará deuda a corto, por tanto, si haces una emisión a 10 años logras que la demanda se fortalezca. Por otro lado, el fondo que ha comprado ese bono podría venderlo al BCE, no quiere decir que lo vaya a ser así pero sí podría hacerlo en el mercado secundario mas adelante.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas