Actualizado 30/05/2008 14:49 CET

La Xunta no ve "ningún motivo" para cambiar su política económica y prevé seguir creciendo más que España

Fernández Antonio celebra que las tesis de Galicia "vayan ganando" en la financiación autonómica, aunque "queda mucho"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía e Hacienda, José Ramón Fernández Antonio, no ve "ningún motivo" para cambiar su actual política económica -iniciada a mediados de 2005 tras acceder el bipartito a la Xunta-, a pesar del actual momento de desaceleración, y prevé seguir teniendo "un diferencial positivo" de crecimiento con España en esta coyuntura.

En un desayuno con periodistas, Fernández Antonio indicó que la estrategia del Ejecutivo autonómico es "intensificar las inversiones productivas y las políticas de educación e innovación" y así lo hará en los presupuestos para 2009, todo ello combinado con la profundización "del clima de diálogo social" que, en su opinión, aporta "un plus para el desarrollo económico de Galicia".

En este sentido, avanzó que en las próximas semanas se firmará un 'Acuerdo por la Competitividad' con los agentes sociales y económicos de Galicia en un momento en el que insistió en que es evidente el descenso del PIB -que pasó en el último trimestre de un 3,8 a un 3,2 por ciento-, pero en el que la comunidad tiene "un diferencial de cinco décimas con España", que se situó en el 2,7%.

El titular de Economía no estima que la convergencia con la media estatal se frene en esta etapa, más bien al contrario, pues "nunca hubo tanto diferencial", como el actual medio punto del primer trimestre de 2008, último dato conocido. Para Fernández Antonio, una de las claves es que el sector de la construcción, en claro ajuste tras un boom inmobiliario desde 1998, crecía en Galicia en términos similares a su PIB -un 4 por ciento-, mientras que en España lo hacía a un 6 por ciento, bastante por encima del resto de sectores.

"GASTAR MEJOR".

Para las cuentas públicas de 2009 -las últimas de la presente legislatura- la intención es "poner el acento" en la mejora de los servicios y fijar objetivos específicos de calidad, cuantificables por los diversos programas", explicó. "Lo importante no es gastar más, sino gastar mejor", comparó.

Por otra parte, José Ramón Fernández Antonio celebró que las tesis de Galicia en el debate de la revisión del modelo de financiación autonómica -que se basan en que, a igual esfuerzo fiscal, idéntico nivel de servicios- "vayan ganando", aunque admitió que "queda mucho". "Pero hay que tener confianza y prefiero empezar ganando el partido 2-0 que ir perdiendo", resumió con un símil futbolístico.

En el marco de capacidad fiscal propia, el consejero indicó que la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones irá al próximo pleno para su debate de totalidad con la previsión de que sea aprobado antes del verano, confía en que el canon hidroeléctrico se pueda articular este año y avanzó que en 2009 se modificará al alza el Impuesto sobre Contaminación Atmosférica (ICA).

'CHIRINGUITOS'

El consejero también se refirió a las protestas de los sindicatos porque consideran excesivos los denominados 'chiringuitos' o administración paralela y precisó que su peso en Galicia, del 20 por ciento, es la mitad que otras autonomías como Madrid o Cataluña y está 10 puntos por debajo de la Comunidad Valenciana.

Además, precisó que el 80 por ciento del volumen de estos organismos "se concentra en 13" y el 90 por ciento "en 19", además de asegurar que "los criterios de contratación y de selección" no deberían variar de los que regulan la administración pública. "No hay ningún motivo para que tengan que ser diferentes", reiteró ante las denuncias sindicales de condiciones más precarias.

Europa Press Comunicados Empresas