29 de marzo de 2020
 
Actualizado 06/03/2020 17:59:44 CET

Abertis reparte un dividendo de 875 millones entre Atlantia y ACS

Autopista gestionada por Abertis
Autopista gestionada por Abertis - ABERTIS - Archivo

Los dos socios se abren a ampliar el capital de la compañía de autopistas

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

Atlantia y ACS cobrarán un dividendo de 875,10 millones de euros de Abertis, un pago de carácter extraordinario y con cargo a reservas que es un 1,4% superior al abonado el pasado año.

La compañía italiana controlada por la familia Benetton percibirá unos 437,5 millones de euros en virtud de la participación del 50% más una acción que tiene en Abertis.

De su lado, el grupo que preside Florentino Pérez cobrará unos 262 millones por el porcentaje del 30% que tiene en la firma de autopistas, y su filial constructora alemana Hochtief, otros 175 millones en virtud de su 20%.

Abertis aprobará en la junta de accionistas convocada para el próximo 21 de abril el reparto de este dividendo, que abonará con cargo a reservas voluntarias.

La retribución de la concesionaria de autopistas a sus socios equivale al pago de 0,96 euros por acción, según consta en el orden del día de la asamblea.

Atlantia y ACS aprobarán asimismo poder, en caso de estimarlo oportuno, ampliar el capital social de Abertis en hasta 1.367 millones de euros en los próximos cinco años.

La propuesta de acuerdo a la junta no detalla si las eventuales ampliaciones de capital se realizarían con derecho de suscripción preferente de los actuales socios, mediante aportaciones de ACS y Atlantia, o bien se abriría a otros inversores.

Los dos socios de Abertis dejan abierta esta posibilidad en tanto la compañía aborda un plan estratégico 'puente', para el periodo 2019-2021, que tiene como pilares fundamentales el crecimiento, la optimozación de su cartera y el tercer plan de eficiencia del grupo.

ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO.

En cuanto a su estrategia de crecimiento, la compañía que dirige José Aljaro seguirá "analizando oportunidades similares a la reciente compra de RCO, una de las principales concesionarias de autopistas de México.

No obstante, Abertis también "explotará las sinergias" de su alianza con Atlantia y ACS, de forma que "esta abierta a entrar en proyectos 'greenfield'", esto es, que conlleven construcción y no sólo gestión de las infraestructuras.

En cuanto a la revisión de su cartera, la compañía busca ser el socio de control de todas sus concesiones, con lo que venderá las participaciones en aquellas que no sea socio mayoritario, según detalla el grupo en su informe anual de 2019.

Abertis cerró el año con un beneficio atribuible de 352 millones de euros, un 79% menos que el año anterior al comparar con las plusvalías registradas entonces con la venta de Cellnex.

Además, las cuentas de la compañía registran un impacto negativo de 749 millones de euros derivado de la asunción del macropréstamo' de casi 10.000 millones que sus dos accionistas firmaron para comprar la compañía.

En caso de descontar los dos impactos extraordinarios, el beneficio de Abertis se sitúa en 1.101 millones de euros.

La operación de deuda llevó además a la compañía a cerrar el año con un endeudamiento neto de 22.963 millones de euros, casi el doble respecto al de 13.275 millones del ejercicio anterior.

Contador

Para leer más