Publicado 20/08/2015 19:00CET

Italia venderá cinco puertos deportivos valorados en 50 millones

Puerto de Capri, en Italia
MARINA DI CAPRI

ROMA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Italia pondrá en venta cinco puertos deportivos valorados en 50 millones de euros a través de la empresa pública Invitalia, según informa el periódico italiano 'Corriere della Sera' este jueves.

Se trata de los puertos deportivos de Portisco en la costa Esmeralda de Cerdeña, el puerto de Gracia en Roccella Jonica en Calabria y la zona de Porto Lido en Trieste, al que se suma el puerto de Arechi, al sur de Nápoles.

En el caso del puerto de Arechi, al sur de Nápoles, se pidió inicialmente la colaboración del arquitecto Santiago Calatrava para el diseño del club náutico, "un proyecto que no llegó a realizarse", según aclaran fuentes de su estudio.

Los muelles y embarcaderos de Capri --cuyo 49% de capital pertenece a inversores privados-- cuenta con 340.000 metros cuadrados de superficie de agua, además de 1.000 amarres y 300 plazas para embarcaciones.

El pasado 13 de julio acababa el plazo para la presentación de ofertas, pero el Estado ha alargado hasta finales de agosto la fecha.

Se trata de 2.500 atraques que saldrán a la venta con el objetivo de atraer inversiones y promover el desarrollo de los puertos deportivos, según ha informado el periódico italiano 'Corriere della Sera' este jueves.

El proyecto se inició hace diez años con el nombre de 'Sailing italiano' a través de la empresa subsidiaria del ministerio de Economía, Invitalia, e incluía la construcción de 50 puertos deportivos, con un total de 50.000 amarres. El fin último era crear una conexión marítima desde el norte al sur del país, con especial atención a la zona sur.

Los continuos escándalos y los procesos judiciales en los que estaba implicada la empresa 'Italia Vela' por la construcción del puerto de Roccella Jonica, entre otros, han desembocado en la subasta de las propiedades por parte de la empresa pública Invitalia a inversores privados.

Se trata de una decisión en línea a las privatizaciones iniciadas en los últimos años, como durante en 2014, en el que el Gobierno italiano puso en venta los astilleros de Fincanieri con el fin de recaudar más dinero a las arcas públicas.