Actualizado 19/11/2007 20:48 CET

Cercanías.- El 58,1% de los pasajeros de la C-2 sur prefiere el tren directo a Barcelona frente al autobús

La C-2 sur circula con normalidad en el primer día laborable tras el restablecimiento parcial

BARCELONA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La línea C-2 sur de Cercanías de Renfe, cortada desde el 20 de octubre, circuló hoy con normalidad en su primer día laborable después de que el sábado entrara parcialmente en servicio. En total, la compañía estima que unos 36.000 pasajeros (un 58,1%) optaron por utilizar los trenes directos a Barcelona, mientras que 26.000 (el 41,9%) optaron por coger los autobuses en Gavà.

Estas cifras suponen que unas 62.000 personas utilizaron los trenes y autobuses de Renfe, mientras que el lunes día 12 fueron 61.600 y el 5 de noviembre 61.000.

El nuevo plan de transporte reduce el tiempo de trayecto hasta Barcelona en 20 minutos respecto a las conexiones en autobús. Las líneas C-7 y C-10 mantienen el mismo servicio que hasta ahora.

Los tiempos de viaje en autobús de Gavà a la plaza Espanya de Barcelona oscilaron entre los 20 minutos, antes de las seis de la mañana, hasta los 36 minutos, entre las 7.30 y 8.00 horas.

El nuevo plan de transporte ha supuesto la puesta en servicio de un tren entre Barcelona y Vilanova i la Geltrú con parada en las estaciones de Sitges, Garraf, Platja de Castelldefels, Castelldefels y Bellvitge, desde donde siguen su recorrido habitual entre Barcelona y Granollers/Sant Celoni.

Entre las 6 y las 9 horas, circularon tres trenes de dos pisos y doble configuración por hora y sentido. La mayor afluencia de viajeros se registró de 7 a 8.30 horas, cuando la mayoría de usuarios se desplaza a sus puestos de trabajo o de estudio. Los pasajeros mostraron su satisfacción por poder ir de nuevo en tren después de tres semanas utilizando el autobús.

La situación se alejó del caos que se esperaba para la mañana de hoy. En la hora punta de mayor circulación, los trenes de la línea C2 sur registraron retrasos de hasta cinco minutos y algunas aglomeraciones ya que la mayoría de personas prefirió viajar en tren que en autobuses.

Algunos usuarios se quejaron de falta de información a pesar de que Renfe ha reforzado el personal destinado a todas las estaciones de la línea 2 sur. En la estación de Sants, hubo viajeros que llegaron convencidos de que el tren tenía parada en Gavà. Allí se les informaba de que tenían que ir hasta la plaza de Espanya para viajar en autocar, como han hecho en las últimas semanas.

RETRASOS "PUNTUALES" EN DOS TRENES.

En declaraciones a Europa Press, un portavoz de Renfe destacó que la mañana discurrió con "razonable normalidad" y "sin grandes aglomeraciones", aunque hubo "un par o tres de trenes que registraron retrasos puntuales de entre 20 o 25 minutos".

Además del tren entre Barcelona-Sants y Vilanova i la Geltrú, Renfe ha habilitado trenes entre las estaciones de Sant Vicenç de Calders y Gavà. Los usuarios de esta opción disponen de un servicio de autobuses directos que conectan Gavà con la plaza Espanya de Barcelona, siguiendo el mismo recorrido que el plan alternativo de transporte que los viajeros han estado usando desde el 20 de octubre.

El resto del plan alternativo activo desde el día 20 también se mantiene, es decir, los autobuses que conectan las estaciones de Bellvitge, El Prat de Llobregat, Viladecans y Gavà con Barcelona, y el servicio del Metro de Barcelona de la Línea 1 que une Bellvitge con la capital catalana.