Actualizado 08/07/2013 18:40 CET

Economía.- Bruselas propone simplificar trámites aduaneros para los buques de transporte marítimo

BRUSELAS, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha presentado este lunes dos propuestas para reducir las formalidades aduaneras para el transporte de carga marítimo en la UE con el objetivo de reducir sus retrasos en los puertos y mejorar la competitividad del sector.

El Ejecutivo comunitario ha propuesto una mayor simplificación de los procedimientos aduaneros para los barcos de transporte marítimo que utilizan rutas regulares dentro de la UE para que sean "más breves y flexibles", al objeto de facilitar su actividad, aunque las compañías navieras que utilizan rutas regulares en la UE y que transportan principalmente productos de la UE ya pueden acogerse a unos procedimientos aduaneros simplificados.

El Ejecutivo comunitario propone reducir el periodo de consulta de los Estados miembros de los 45 días actuales hasta los 15 para utilizar un puerto de la UE de las rutas regulares y que las empresas puedan solicitar de antemano la autorización para hacer escalas en puertos de los Estados miembros con los que puedan tener interés en hacer negocios más adelante como forma de ahorrarles tiempo si surge la oportunidad.

El comisario de Transportes, Siim Kallas, ha recordado que en la actualidad sólo un tercio del transporte de carga dentro de la UE se realiza vía marítima y cerca del 60% todavía se hace por carretera, y ha justificado las nuevas propuestas porque "la industria se queja de que están forzados a enviar bienes por carretera porque la carga administrativa pesada provoca largos retrasos en puertos" y hacen que su transporte marítimo no sea atractivo, dado que a veces tienen que esperar "horas, incluso días para las autorizaciones aduaneras", por ejemplo si trasladan mercancías desde el puerto de Valencia a Marsella.

"Para el transporte marítimo intra europeo queremos actualizar los procedimientos ya en vigor para que sean más cortos y más flexibles", ha justificado en rueda de prensa, para presentar la nueva propuesta, que debe contribuir a mejorar "todavía más la eficacia de los servicios en los puertos europeos" tras la reciente propuesta de Bruselas presentada en mayo para modernizar 319 puertos europeos presentada el pasado mes de mayo.

La segunda propuesta del Ejecutivo comunitario prevé facilitar los trámites aduaneros para los buques que atraquen en puertos de terceros países ayudando a distinguir entre los productos producidos en la UE y los producidos en terceros países, de manera que se agilicen las descargas de productos europeos.

Casi el 90% de los buques llevan mercancías que son de la UE y de fuera de la UE y hacen escalas frecuentes en puertos no sólo de la UE sino también de terceros países como Noruega, el norte de África o Rusia.

El Ejecutivo comunitario propone mejorar sus procedimientos aduaneros a través de la introducción de un sistema que distinga entre las mercancías europeas a bordo, que puedan descargarse con rapidez, y aquellas mercancías producidas fuera de la Unión, que deberán seguir los procedimientos aduaneros correspondientes.

Para ello, la Comisión presentará de aquí a finales de año una propuesta para crear una declaración de carga electrónica armonizada o 'manifiesto electrónico', que permita a las compañías navieras introducir la información destinada a las autoridades aduaneras sobre la categoría de sus mercancías, según ha explicado el comisario de Fiscalidad y Aduanas, Algirdas Semeta.

El comisario de Transportes ha explicado que con ambas propuestas los buques lograrán autorización en los puertos de forma "muy rápido" sin tener que esperar "nada de tiempo" y ha justificado que éstas buscan poner "en el mismo pie" al transporte marítimo que otros medios de transportes tras recordar que los días en los que camiones o trenes eran objeto de controles dentro del mercado interior "están muy en el pasado.

"De forma que no tiene sentido que hoy los bienes de la UE en un barco que viaja de Amberes a Rotterdam tengan las mismas formalidades aduaneras que si vinieran de China", ha explicado Kallas, que ha asegurado que esta herramienta informática "rebajará de forma significativa las formalidades aduaneras necesarias".

Semeta ha explicado que las medidas presentadas buscan "extender el mercado interior al mar" y se ha mostrado confiado en que las propuestas "pondrán al transporte marítimo en el mismo pie que otros modos de transporte, reducirá costes y administración y facilitará el comercio".

"También reforzará la situación para las aduanas simplificando los procedimientos y permitiendo que se centren más en áreas de riesgo real", ha precisado, tras recordar que las aduanas europeas tuvieron que gestionar en 2011 más de 1.700 millones de toneladas de mercancías por mar y que sólo en 2011 se incautaron 810 millones de cigarrillos de contrabando y 70 millones de productos falsificados.

Semeta ha explicado que las propuestas contribuirán a resolver "el doble desafío" de "facilitar el comercio en el sector del transporte" marítimo haciendo "más corto, barato y flexible" las formalidades aduaneras "actualizando los procedimientos para los servicios de transporte marítimo regulares" dentro de la UE y de "garantizar que los ciudadanos de la UE y las empresas están protegidas frente a los bienes ilegales que entran a nuestro mercado interior".

El comisario europeo de Fiscalidad y Aduanas ha explicado que la propuesta de declaración armonizada "facilitará controles más eficientes en los buques que abandonan el territorio de la UE en sus viajes, permitiendo a las aduanas distinguir entre los bienes de la UE y los bienes internacionales" y permitir a los buques con bienes de la UE entrar en el mercado interno "sin procedimiento de autorización adicionales".

"Esto ahorrará tiempo y dinero a negocios y facilitará el trabajo de las aduanas liberando tiempo y recursos necesarios para recoger las aduanas y actuar mejor contra los riesgos", ha explicado.

El Ejecutivo comunitario ha confiado en que los Estados miembros voten "probablemente" en otoño la propuesta para simplificar las formalidades aduaneras de los buques dentro de la UE "probablemente en otoño" y entre "entonces" en vigor y que la propuesta de declaración armonizada electrónica pueda aplicare "desde 2015".