Economía/Turismo.-El avión que en enero se estrelló sin víctimas en Heatrow falló por hielo en el sistema de combustible

Actualizado 04/09/2008 22:06:42 CET

LONDRES, 4 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) -

El vuelo de British Airways (BA) que el pasado mes de enero se estrelló en el aeropuerto londinense de Heathow sin registrar víctimas mortales falló debido a la presencia de hielo en el sistema de combustible, según informó hoy el Departamento de Investigaciones de Accidentes Aéreos (AAIB, en sus siglas en inglés).

La gestión de emergencia acometida por los pilotos del Boeing 777 garantizó que los 136 pasajeros y los 16 miembros de la tripulación que iban a bordo superasen el suceso sin heridas de gravedad, después de que el goteo en el flujo de fuel provocase que el motor perdiese energía poco antes de un minuto de que se produjese el aterrizaje.

Según la investigación, esta restricción en el suministro se debió a la presencia de hielo y, por ello, sus responsables han recomendado a las aerolíneas que introduzcan medidas provisionales en todos los aviones de la misma categoría para reducir riesgos de un posible nuevo incidente como el que se produjo en Heathrow hace nueve meses.

Al respecto, aunque no lo han dado como causa segura, los expertos consideraron que el hielo se formó a partir de agua que se generó en el combustible de forma natural mientras el avión funcionó durante un período prolongado con flujos de fuel bajos en un ambiente "inusualmente frío". Con todo, la AAIB consideró el accidente el primero de esta naturaleza en cualquier avión moderno de grandes dimensiones, después de que

El vuelo con dirección a Pekín impactó contra el césped de la pista sur del aeropuerto londinense a las 12.43 horas del 17 de enero de este año, dando en primer lugar contra el suelo con el tren de aterrizaje, que se desprendió, tras lo que se deslizó varios cientos de metros hasta que finalmente se detuvo.

Como resultado, los motores, las alas y la cola del avión quedaron seriamente dañados y los pasajeros y tripulantes fueron evacuados por los toboganes de emergencia relativamente intactos, ya que tan sólo uno sufrió una fractura en una pierna y otros ocho, heridas de menor entidad.