Actualizado 26/04/2007 16:47 CET

Fomento contradice a Adif y admite que "algo funcionó mal en el sistema" de seguridad del paso a nivel de Pontevedra

VALGA (PONTEVEDRA), 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, reconoció hoy que "algo funcionó mal en el sistema" de seguridad del paso a nivel con semibarrera automática ubicado en la parroquia de Campaña, en el municipio pontevedrés de Valga, donde ayer fallecieron tres personas tras ser arrollado por un tren el vehículo en el que viajaban.

En su comparecencia ante los medios de comunicación en Valga, Magdalena Alvarez explicó que el paso a nivel donde se produjo el siniestro cuenta con un sistema automático que es "el más avanzado en el ferrocarril convencional", de forma que admitió que "algo no ha funcionado en el sistema y el juez lo está investigando".

La responsable de la cartera de Fomento contradijo así la versión dada en un primer momento por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), que defendió que las instalaciones de seguridad funcionaron correctamente y que la semibarrera automática estaba bajada en el momento del siniestro. Al respecto, apuntó que Fomento "no avala esa afirmación ni mucho menos" y lamentó que ADIF avanzase una información "que no está contrastada" a la espera de la investigación.

Alvarez puntualizó que aún no se conocen las causas exactas del accidente y que hay que aguardar a la investigación abierta en función de los datos que aporten las cajas negras del tren y de la vía, las grabaciones, las conexiones con el centro de control de tráfico de Ourense y las declaraciones de las personas que presenciaron el accidente.

"Todo se contrastará y vamos a llegar hasta el fondo. Se va a hacer justicia", se comprometió Magdalena Alvarez al confesar que los propios familiares de las víctimas, con quienes se reunió esta mañana, le requirieron, "con todo fundamento", que se descubran las causas y se haga justicia.

((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN))