Publicado 03/03/2021 14:20CET

El Ayuntamiento dará cobertura a través del PGM a nuevos usos culturales y turísticos en las bodegas de Logroño

Archivo - Jornadas de puertas abiertas en Bodegas Franco-Españolas, para los vecinos de Logroño
Archivo - Jornadas de puertas abiertas en Bodegas Franco-Españolas, para los vecinos de Logroño - BODEGAS FRANCO ESPAÑOLAS - Archivo

   LOGROÑO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño dará cobertura, a través de una modificación en el Plan General Municipal, a nuevos usos culturales y turísticos en las bodegas de la ciudad. Algo que, como ha explicado este miércoles el alcalde Pablo Hermoso de Mendoza, "agilizará" unos trámites que, ahora, debían hacerse "caso por caso" y permitirá más iniciativas "enoturísticas o de ocio".

   El pleno ordinario de marzo, que prevé celebra este jueves el Consistorio, aprobará esta modificación puntual, que, en concreto, permitirá a las ocho bodegas que están radicadas en la capital riojana "utilizar sus espacios para llevar a cabo estas nuevas iniciativas turísticas y culturales".

   Una iniciativa que afecta directamente a la Asociación de Bodegas de Logroño, formada por las ocho instalaciones de la capital riojana: Bodegas Franco Españolas, Bodegas Olarra, Bodegas Marqués de Murrieta, Bodegas Marqués de Vargas, Bodegas Ontañón el Templo del Vino, Pernod Ricard (Campo Viejo), Viña Ijalba y Bodegas Arizcuren.

   De este modo, se van a cambiar dos artículos de la normativa urbanística local -serán el 3.3.13 y el 6.2.2- "para que las bodegas del término municipal de Logroño, estén en suelo urbano o en suelo no urbanizable, puedan desarrollar en sus instalaciones usos complementarios a su actividad de producción vinícola ordinaria, desde diferentes acciones vinculadas con el enoturismo hasta la organización de citas de ocio, exposiciones u otras, por ejemplo, de formación".

   Como ha señalado Hermoso de Mendoza, "hasta ahora, cada actividad tenía que regularizarse por separado debido a que las normas urbanísticas solo contemplaban el uso 'bodega' entendido exclusivamente como industria, para la elaboración, crianza, almacenamiento, comercialización y venta".

   "De esta manera, las bodegas de Logroño -ha afirmado el primer edil- podrán sumar más usos a sus espacios, continuar enriqueciendo la oferta turística de la ciudad y sumar un nuevo impulso para que la ciudad vuelva a estar en primera línea de la oferta turística nacional".

   Esta regulación municipal se coordina además con las normas regionales que, en los últimos años han destacado el carácter excepcional de la producción vinícola y han reconocido su valor cultural y económico como uno de los mejores recursos de la región.

   Así, la regulación de los usos de la modificación propuesta se apoya en la Directriz de Protección de Suelo no Urbanizable de La Rioja y en la Declaración de BIen de Interés Cultural del Paisaje del Vino y del Viñedo.

   Por otra parte, el alcalde de Logroño ha añadido que esta propuesta "está alineada con uno de los aspectos clave de nuestra visión en materia de desarrollo urbano sostenible, la mezcla de usos".

   "Y es que hay actividades y usos que pueden convivir perfectamente, como se ve en el caso de las bodegas, capaces de compatibilizar una actividad productiva con otras obras de tipo cultural o turístico, donde se genera una sinergia positiva que impulsa la actividad económica y aprovecha de forma eficiente un mismo espacio, dotándolo de actividad los siete días de la semana", ha añadido.

   Por su parte, el presidente de las Bodegas de Logroño, Borja Eguizábal, ha agradecido el trabajo que se ha realizado, "extremadamente complejo" y ha afirmado que los turistas "no solo vienen a ver bodegas, disfrutan del resto de actividades de cultura y de ocio y compran en nuestros negocios innovando maridando con más actividades, que nos va a permitir hacer este marco legal para convertir Logroño en una verdadera enópolis y consolidarla como una referencia nacional e internacional".

Para leer más