La eficiencia energética, el fomento de la convivencia y la restricción del tráfico, los retos de las ciudades gallegas

Publicado 27/09/2019 14:10:37CET
La eficiencia energética, el fomento de la convivencia y la restricción del tráf
La eficiencia energética, el fomento de la convivencia y la restricción del tráf - EUROPA PRESS / ELISA PIÑÓN

   Los ayuntamientos reclaman facilidades administrativas para apostar por las energías renovables

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Las grandes ciudades gallegas se marcan varios retos para actuar contra el cambio climático y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, entre los que se encuadran la búsqueda de la eficiencia energética, el fomento de la convivencia social en los espacios públicos y la restricción de los vehículos en los centros urbanos.

   Los alcaldes de cuatro de las siete grandes urbes de Galicia se han reunido este viernes en la jornada 'La transición energética en las ciudades' para debatir, proponer y exponer la situación gallega respecto a esta materia y su apuesta por las energías renovables. A la cita han acudido los alcaldes de Ferrol, Santiago, Pontevedra y Lugo.

   En el evento, las diferentes perspectivas han servido para dibujar perfiles de ciudad que comparten elementos, pero que también cuentan con particularidades que requieren de diversas actuaciones concretas.

RETOS Y PRIORIDADES

   Durante sus intervenciones, el edil pontevedrés, Miguel Anxo Fernández Lores, ha incidido en la apuesta por "una ciudad compacta" que "esté al servicio de los ciudadanos todos los días del año", un fin que a su juicio se consigue con "voluntad política", como la que necesitó su gobierno para restringir el tráfico en el centro de la ciudad.

   Esta "voluntad" también debe ir acompañada de un "cambio de mentalidad" por parte de la sociedad, apunta el alcalde de Ferrol, Ángel Mato. Desde su posición el mayor reto al que se enfrenta en esta materia tiene que ver con la "búsqueda de la eficiencia energética" en diferentes barrios a través de la reducción de consumo.

   Este planteamiento también lo comparte el regidor compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, que pretende "mejorar los consumos" del iluminado público y enumera otros retos como la "restricción del tráfico" en "ejes centrales de la ciudad", como ya se hizo en el Casco Histórico, pero que en este caso no ha especificado zonas concretas.

   Además, otras prioridades de Santiago pasan por licitar y contratar los servicios de áreas de saneamiento, la limpieza diaria de recogida y tratamiento de basuras, así como el transporte público entre otros muchos asuntos que "son urgentes", sobre todo ante la inminente llegada del Año Santo 2021.

   Por su parte, la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, también ha hecho referencia a la necesidad alcanzar la "eficiencia energética" y posicionarse como una ciudad pionera en España en desarrollar el primer "barrio multiecológico" a través de la construcción del "primer edificio impulso verde Galicia", que contemple la reducción de emisión de CO2 en un 90% respecto a los edificios convencionales.

ADMINISTRACIÓN Y SEGURIDAD

    Sin embargo, todas estas medidas por las que apuestan las "ciudades gallegas del futuro" precisan de "facilidades administrativas" para acelerar los procesos de licitación, "recursos" y, según Mato, una mayor "seguridad jurídica" con respecto a las energías renovables.

   A lo largo de esta jornada, todos los ediles de los gobiernos locales han coincidido con Méndez, que ha señalado que las "experiencias fallidas", los "vaivenes políticos, el poco fomento del autoconsumo", el coste económico, el marco legislativo y la crisis del Euro impidieron el pleno desarrollo de las energías renovables en Galicia, sobre todo la fotovoltaica.

   En este sentido, Mato ha lamentado que en España "existan las empresas, la capacidad y los tecnólogos" para llevar a cabo esta transición energética y que, sin embargo, "por la presión de las grandes empresas" el Gobierno no haya sido ni sea capaz de "abordar la situación" y que eso provoque perder la "oportunidad de ser líderes" a nivel Europeo.

FUTURO

   Dadas las circunstancias, los responsables de ejercer las competencias locales se proponen crear "ciudades de futuro para los ciudadanos" a través de planes estratégicos urbanos, la inversión en el I+D+i para motivar el uso de las tecnologías en procesos de transición energética y el compromiso del resto de las administraciones para que cada una ejerza sus capacidades.

   De esta manera, las grandes urbes gallegas podrían estar más cerca de esta transición y seguir el ejemplo de otros países europeos como Bruselas. En concreto, según la Fundación Energías Renovables, la responsable organizadora de esta jornada, Galicia cuenta con 3.000 pequeños productores fotovoltaicos, que sin embargo no se han instalado en el territorio.

   Por este motivo, la actuación, cooperación y reacción por parte de todas las instituciones resulta indispensable para poder abordar el cambio climático y la transición hacia las energías renovables, unas reclamaciones que no solo comparten los alcaldes sino también las diferentes manifestaciones que están convocadas para este viernes en más de 200 ciudades a nivel internacional, así como gallego.

Contador