Publicado 13/10/2020 16:32CET

Ganadería.- Castro Enríquez (Salamanca) ve crecer las primeras vacas moruchas de capa negra, en peligro de extinción

SALAMANCA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La finca de Castro Enríquez, de la Diputación de Salamanca, ha sido testigo del herrado de los primeros ejemplares de vacas moruchas de capa negra que han nacido dentro de sus dependencias, una raza que está en peligro de extinción.

Después de varios años, y tras obtener la carta verde al acabar con la enfermedad de tuberculosis en la finca, sus responsables han sido testigos de una nueva recría, la primera con alumbramiento dentro de las instalaciones, con la intención de lograr una nueva ganadería de morucha de capa negra.

En concreto, los responsables del proyecto han herrado un macho y ocho hembras de raza morucha de capa cárdena y dos machos y cuatro hembras de raza morucha de capa negra. "Esta última raza está en peligro de extinción y en la finca de Castro Enríquez se está logrando una nueva ganadería, siendo estos los primeros animales nacidos en la propia finca", ha informado la institución provincial.

Según ha explicado, la raza morucha se explota en régimen extensivo en la dehesa, los animales viven permanentemente a la intemperie y por ello "es muy fácil que pierdan los crotales identificativos debido a enganchones con alambres, carrascos, matorrales, entre otras posibilidades.

De ahí que sea "necesario" realizar el herradero, ya que "si un animal perdiese los dos crotales sería imposible el identificarlo, ha apuntado.

Contador

Para leer más