El PP no es "partidario" de la huelga de mañana contra el cambio climático aunque defiende que su compromiso es "sólido"

Publicado 26/09/2019 14:38:41CET
El PP no se suma a la huelga de este viernes contra el cambio climático aunque d
El PP no se suma a la huelga de este viernes contra el cambio climático aunque d - Sam Simmonds

   MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Partido Popular no se muestra "partidario" de la huelga convocada a nivel mundial y también en España para exigir acción contra el cambio climático aunque ha reiterado su compromiso "sólido" en la acción contra el clima.

   Según han trasladado desde Génova a Europa Press, consideran que la consecución de un acuerdo mundial, aunque sea de mínimos, es ardua y complicada por los muchos y diferentes actores que intervienen y sus diferencias.

   Y es por ese motivo que "no se muestra partidario" de la huelga como "mecanismo de resolución de problemas complejos ni de conflictos", sino que su apuesta es la "negociación y la adopción y gestión de políticas eficaces realistas".

   "El PP se compromete en la acción contra el clima. Somos responsables, ambiciosos y cumplimos. El PP mantiene un sólido compromiso contra el cambio climático", han manifestado.

   Asimismo, los populares aseguran que España, de hecho, cumple con sus compromisos climáticos "gracias a los Gobiernos del PP" que ha sido "protagonista" de los "grandes acuerdos internacionales" ya que ha liderado la posición europea con el comisario popular Miguel Arias Cañete al frente de la negociación.

   Por último, la formación que lidera Pablo Casado reitera que está alineada con el compromiso adquirido por la nueva presidenta de la Comisión Europea, del Partido Popular Europeo, Ursula Von der Leyen, que ha señalado que el mayor reto es "mantener el planeta saludable, la mayor responsabilidad y oportunidad de este tiempo".

   Así, insiste en que comparte esta ambición de convertir a Europa en el primer continente climáticamente neutro en 2050 y, para ello, propone un plan de inversiones sostenibles y una transición justa en la que "nadie se quede atrás".