Publicado 20/03/2020 14:39CET

Situación de "normalidad" en el abastecimiento de alimentos y en las fronteras con Portugal en Extremadura

   BADAJOZ, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La situación de las fronteras y pasos en Extremadura con Portugal es de "normalidad" y también la del abastecimiento de los establecimientos autorizados para dispensar alimentos en estos días, donde "no existen carencias" en la crisis del coronavirus.

   Además, en la región en cuanto al seguimiento del control en carreteras los siniestros han disminuido un tercio desde que se decretó el Estado de Alarma y se dictaron las normas de circulación particular y en vehículo, y donde las denuncias en este plazo han pasado de 900 a 150.

   De este modo se ha puesto de manifiesto en la reunión del Centro de Coordinación Cooperativa Policial, que cada día se celebra en la Delegación del Gobierno en Extremadura para vigilar y seguir de cerca la aplicación de las medidas contempladas en el Real Decreto del Gobierno con motivo de la declaración del Estado de Alarma, y durante la cual se ha incidido en la importancia de la "rigurosidad en el confinamiento".

   También, las Fuerzas Armadas han destacado en el encuentro la colaboración ciudadana y el civismo de la población a la hora de acatar las directrices establecidas, y continuarán en su labor de reconocimiento y desinfección de los puntos "críticos" entre los que se encuentran aquellos que están más frecuentados.

   La Brigada Extremadura XI además, está preparada para ocuparse de la vigilancia exterior de la Central Nuclear de Almaraz relegando así a la Guardia Civil, con otros cometidos en esta misma dirección, señala en nota de prensa la Delegación del Gobierno en Extremadura.

   La reunión ha sido dirigida este viernes de nuevo por la delegada del Gobierno. En el centro participan representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas, Fempex, Junta de Extremadura, Policía Local y subdelegados del Gobierno.

   Han abordado también diferentes cuestiones entre las que se encuentra la apertura de los centros de transeúntes, como el albergue de la calle Bravo Murillo en Badajoz, o el centro Valhondo en Cáceres, que una vez abran sus puertas tendrán la vigilancia y protección de los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Para leer más