Consumidores y Usuarios recuerda que las bombillas de bajo consumo no pueden tirarse a la basura

Actualizado 15/10/2009 13:05:39 CET

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) recordó hoy que las bombillas de bajo consumo, que han sustituido en muchos hogares a las tradicionales bombillas incandescentes, no deben desecharse en la basura convencional dado que contienen mercurio líquido y recomendó llevarlas a los Puntos Limpios o a los contenedores habilitados en los hipermercados.

La asociación, que reconoció que este tipo de bombillas "suponen en la actualidad un hito fundamental en el ahorro energético y una gran contribución para mejorar el medio ambiente", explicó que deben llevarse a Puntos Limpios de recogida de aparatos eléctricos que se encuentran en los municipios o a los contenedores que Ambilamp, una sociedad sin ánimo de lucro, ha dispuesto en los "principales" hipermercados.

El motivo por el que estas bombillas de bajo consumo no pueden arrojarse con el resto de basura, explicó CECU, es que contienen una cierta cantidad de mercurio líquido que puede derramarse al desecharse en los contenedores de residuos sólidos y contaminar.

La confederación de consumidores señaló que el mercurio líquido es inocuo mientras la bombilla está intacta, pero que en el caso de que se rompa dentro de casa conviene "alejarse en el momento de la rotura para no respirar el vapor y ventilar la vivienda muy bien".

Con todo, CECU reclamó a las administraciones mediante un comunicado "hacer un esfuerzo especial" de información al consumidor e instalar más contenedores específicos para este tipo de residuos.